El empresario del caso IVAM se acoge a su derecho a no declarar ante la jueza

La magistrada sostiene que Císcar imponía al transportista al margen de la ley de contratación del sector público

EP VALENCIA.

Enrique Martínez, contratado para la ejecución de los transportes de obras de arte del IVAM durante la etapa de Consuelo Císcar, se ha acogido a su derecho a no declarar ante la jueza que investiga presuntas irregularidades en el museo. El empresario, administrador de Valsatrans y Logística del Arte, fue citado ayer para declarar, en calidad de investigado, ante la jueza. Durante su comparecencia se ha acogido a su derecho a no declarar. La jueza sostiene respecto a Martínez que había una decisión «unilateral» de Císcar de «imponer» a este empresario para la ejecución de los transportes de obras de arte del IVAM, bien en exposiciones en el exterior u otras, «sin acomodación alguna a la legalidad vigente en materia de contratación del sector público, beneficiando con ello a tal persona», apuntó en una de sus resoluciones.

Junto a Martínez hay 12 personas más investigadas en este procedimiento: la exdirectora del IVAM; su hijo, Rafael Blasco, conocido como 'Rablaci'; los que fueran subdirectores de Administración y Finanzas del centro de arte, Juan Carlos Lledó; de Gestión Interna, Juan Bría; de Publicaciones, Norberto Martínez; Técnico Artística, Raquel Gutiérrez; Pilar Mundina, que ejercía como su asistenta personal en viajes; Jorge García Vallés, quien desempeñaba el cargo de técnico de acción exterior; y María Ángeles Valiente, jefa de Desarrollo en el IVAM.

Fotos

Vídeos