Eduardo Gómez: «No me permito el lujo de ser incorrecto con nadie»

Eduardo Gómez: «No me permito el lujo de ser incorrecto con nadie»

Atraviesa un momento «a nivel Tom Cruise»: de «un año o dos» sabáticos, dejándose querer, diciendo 'no' a ofertas laborales y sacando chispas a 'Marbella la nuit'.«Mis farras son todas 'light', ni bebo ni me drogo»

ICÍAR OCHOA DE OLANO

Cuál es la última hora en Marbella? - ¿Aquí? Pues..., hay buen ambiente y muchísimo turismo. Algunos se quejan de que está masificado y les tratan mal. Pero, vamos a ver, ¡si es el motor del país! Que me lo expliquen.

- Con lo llano que parece usted, ¿está cómodo entre tanto ruso nuevo rico y tanto Maserati?

- Yo soy bastante hortera y me ponen los nuevo ricos, los que van de que tienen mucha pasta y no tienen un duro, los fantasmas como yo...

- Y, entretanto, la presidenta Cifuentes en su despacho de Madrid, sin vacaciones. ¿No le da un poco de congoja?

- A mí me la sopla. Estoy decepcionado con la política. Me llevan engañando tantos años...

- Hábleme de la belleza.

- Pues, en un momento dado, es todo y es nada. Impacta, claro. Dices 'joe, qué tía buena', pero, eso, ¿de qué vale? De nada. Y a veces lo pagas caro.

- De su vida anterior a los noventa y a su carrera de actor, ¿alguna añoranza?

- No, no, un paso atrás ni de coña. Lo bonito está por llegar, cielo.

- ¿Ni siquiera la de la invisibilidad?

- No, la popularidad es parte de mi profesión. La gente te dice cosas maravillosas. Lo jodido es que te las creas, claro. A veces, te trastocan. Estás comiendo con alguien o paseando y te entran a saco. Aun así, yo no me permito el lujo de ser incorrecto con nadie.

- Vendedor de enciclopedias puerta a puerta. ¿Qué matraca soltaba?

- Una sarta de mentiras... Que si era estudiante, que necesitaba 50.000 puntos para obtener una beca... Vendía a saco. Me nombaron jefe de grupo y todo.

- Dependiente de Galerías Preciados. ¿Sección?

- Muebles y Decoración, y más tarde me mandaron de responsable de Oportunidades. Era bueno.

- Chófer. ¿De quién?

- De un coronel y de gente de pasta que necesitaba ir a algún sitio. Y eran tan inconscientes que me contrataban a mí.

- Albañil y figurante. ¿Dónde figuraba?

- Pues en el cine y en la televisión. Ya entonces me apasionaba este mundo.

- Nació colchonero y pirata. ¿Ha 'cobrado' mucho?

- Lo intentaban, pero yo era como una anguila y me escurría debajo de la cama. Allí no llegaban mi padre ni su correa.

- De mayor, ¿es tan buen tipo como pinta?

- Intento portarme bien con los demás e ir de buen rollo.

- ¿Qué decía aquella frase mágica que le invitaron a decir cuando acompañó a un amigo a un rodaje?

- «¡Tongo, tongo!». Y por lo visto les resultó muy gracioso, porque así empezó todo. Precisamente mañana ceno con aquel amigo, Andrés Pajares. Me echó un cable en los inicios. Le quiero y le estoy muy agradecido.

La «picia» de Villar y «el niño»

- Presume de tener solo un registro, el de hacer de usted mismo. ¿Y si ensaya otro, a ver si le sale una tragedia griega?

- Yo estoy preparado para hacer lo que haga falta. Drama, sobre todo, porque me han pasado cosas bastante 'heavies' en mi vida. Si me brindan la oportunidad de hacer algo fuerte, lo sacaré adelante.

- En esta última semana, ¿cuántas veces ha cantado 'línea'?

- Hace un taco de años que ya no voy al bingo. Un día dije: 'pero, bueno, qué coño hago aquí tachando números, que me estoy hasta deprimiendo y todo'. Y ya no volví. Pero hasta que lo descubrí me dejé una pasta, claro.

- Futbolero impenitente, ¿hizo su pequeña aportación a la fianza de 300.00 euros que sacó del trullo provisionalmente a Villar?

- ¡Falso! Lo de futbolero, digo. Mire, a mí me invitan a todos los palcos y yo no soy de ir al campo. Si ponen un partido en la tele y me cuadra, pues igual lo veo, pero ya. En cuanto a Villar, parece que ha hecho por ahí alguna picia con el niño... Yo ya es que no doy crédito. Ni del uno, ni del otro.

- En España, ¿hay quien viva?

- Está la cosa complicada para muchísima gente. Sin trabajo, con sueldos bajos... La gente lo está pasando mal y eso me afecta.

- ¿Sabe la que se avecina a partir del 1 de octubre en Cataluña?

- Una gorda. Yo creo que juntos estamos mejor, ¿no le parece?

- ¿Hace un 'Gym Tony' y nos vamos?

- Yo es que no bebo, cariño. Agua, nada más. Todas mis farras nocturnas son 'light'. Ni bebo ni me drogo. Es incompatible con estudiar guiones y con actuar. Cuando empecé en esta profesión corté con todo eso por lo sano. Y cuando salgo por ahí me lo paso de puta madre.

Fotos

Vídeos