Plácido Domingo busca nueva cantera operística

Los miembros del jurado que presidieron la mesa de la fase final de las audiciones 2017. / TATO BAEZA
Los miembros del jurado que presidieron la mesa de la fase final de las audiciones 2017. / TATO BAEZA

184 cantantes aspiran a formar parte de la próxima promoción del Centro de Perfeccionamiento de Les ArtsUn jurado presidido por el tenor elige a las voces que se formarán en Valencia y participarán en la programación del auditorio

AMPARO BELTRÁN

VALENCIA. Nicolás Suazo es un barítono de 27 años que desde joven sueña con dedicarse a la lírica. Para ello lleva diez años formándose en diferentes centros de su país de origen, Chile. Para aprender a dominar la voz, hace cinco años decidió emprender clases individuales con profesores especializados. Este es el primera vez que Nicolás se presenta a audiciones de centros y academias de ópera en Europa. Y en ese periplo el paso por el Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo de Valencia es casi obligado, teniendo en cuenta su reconocimiento internacional, y que durante este mes está eligiendo a una nueva cantera operística.

«El programa del centro es específicamente para formar intérpretes. Que sepas qué estás cantando, introducirte en el propio personaje y hacer música dentro es el motivo por el que quería ingresar en él», afirmó el joven barítono que, desgraciadamente para él, no logró superar las primeras fases y quedó fuera de la selección final de artistas que compondrán la promoción del próximo curso.

Como Suazo, otros 170 jóvenes (se han presentado 184 de los que se seleccionarán 14) no podrán ocupar los pupitres del curso que oferta la escuela del Palau de les Arts. Candidatos de Rusia, Corea del Sur, Chile, Estados Unidos y China han viajado para optar a las audiciones.

«Estamos muy satisfechos con el nivel y cada año el perfil del candidato es más internacional, que es una muestra del interés que hay», aseguró ayer a LAS PROVINCIAS Davide Livermore, intendente de Les Arts, y uno de los miembros del jurado que se ocupa de escoger a los cantantes. Ese jurado estuvo presidido por el tenor Plácido Domingo, que llegó ayer para cumplir esta tarea. «Gran emoción e ilusión». Así resumió el tenor su labor en la fase final de las audiciones de la que será la novena promoción del Centre de Perfeccionament que lleva su nombre.

En la mesa del jurado también figuraban Fabio Biondi, uno de los directores musicales invitado de Les Arts; Joan Matabosch, director artístico del Teatro Real de Madrid; Enedina Lloris, docente del propio centro, y Liviana Caporale, secretaria artística del teatro valenciano fueron el resto de miembros del tribunal.

El tenor español agradeció a Livermore su trabajo e implicación en el centro: «Esto va adelante gracias al entusiasmo de Davide, que empezó cuando aún no era el director de Les Arts», a la vez que ha destacados los «resultados extraordinarios» de los pasados años.

Por el escenario de la sala principal del centro operístico desfilaron los 19 candidatos de la fase final: ellas con vestido largo y ellos con traje de chaqueta -un código de etiqueta y obligatorio que requería la ocasión-. A las tablas se subieron los jóvenes para demostrar sus dotes artísticas ante la atenta mirada de un público que se situaba en la zona de los palcos, mientras que la zona de platea quedaba reservada al jurado.

Suazo observó desde las gradas a uno de sus compañeros, quien consiguió llegar a la fase final. El joven chileno achacó su eliminación a los nervios: «Me pilló un poco de sorpresa la audición porque canté en primer lugar un aria, y luego me iba a retirar, y el jurado me pidió que cantara otra. Entonces eso me pilló un poco desprevenido».

Los seleccionados definitivos disfrutarán de clases de técnica vocal, interpretación, idiomas y psicología, que forman parte de la programación de estudios del curso anual. También recibirán masterclasses de bel canto, recitativo, prosa y repertorio barroco, de la mano de Roger Vignoles, Davide Livermore y Plácido Domingo, entre otros.

Como aperitivo de las clases del curso, el pasado martes los postulantes a la final tuvieron unas sesiones de trabajo con Livermore para preparar su última audición. Cada uno de los estudiantes admitidos recibirá una beca de 1.200 euros mensuales, que equivalen a un importe de 56 euros diarios para su mantenimiento personal.

Tal y como explicaron fuentes de Les Arts, un tercio de los finalistas optan a su segundo año de formación en el centro, pero no cuentan con ninguna ventaja ni consideración especial alguna. Las mismas fuentes, afirman que el pasado año, se quedaron fuera varios aspirantes que optaban a repetir. «Sobre los que optan a un segundo año, el jurado, que repite del año pasado, ha destacado los progresos que han hecho en el Palau», destacó el intendente.

Los resultados se darán a conocer antes del próximo 20 de julio. La dirección del centro contactará personalmente con cada uno de los estudiantes aceptados.

Los alumnos de la novena promoción se estrenarán con el concierto 'Noves Veus', en el que los miembros más jóvenes del coliseo valenciano interpretarán varios fragmentos de ópera, acompañados por la Orquestra de la Comunitat Valenciana. Este concierto cerrará la pretemporada de Les Arts el 25 de noviembre.

Fotos

Vídeos