La Diputación regula por fin la cesión del Principal

Unos operarios reparando, el pasado junio, con una grúa la fachada del teatro. / damián torres
Unos operarios reparando, el pasado junio, con una grúa la fachada del teatro. / damián torres

El teatro no contaba hasta ahora con un reglamento específico para prestar sus instalaciones a otras instituciones

EP/REDACCIÓN

valencia. La Diputación de Valencia no contaba, hasta la fecha, con una reglamento específico donde se recogieran las condiciones específícas para ceder el teatro Principal a otras entidades cuando estas lo solicitaran. Así lo hizo público ayer la corporación provincial, que anunció que ya contaba con un documento donde se establecían las condiciones de uso del escenario de la calle Barcas, inmueble que administra y que está declarado monumento histórico-artístico. Lo hizo después de revelar que existía una «falta de regulación» existente en esta materia.

El espacio, considerado «referente artístico y cultural» en la ciudad, recibe «numerosas» peticiones de utilización desde diversos ámbitos, públicos y privados, «sin que exista hasta ahora, una regulación específica de los criterios y condiciones a tener en cuenta a la hora de autorizar su uso».

Por ello, se ha elaborado un reglamento que establece que las instalaciones podrán cederse a terceras personas para llevar a cabo en ellas conciertos, espectáculos y representaciones de danza y teatro, cinematográficas y análogas, así como actividades culturales o artísticas, como conferencias y exposiciones. Excepcionalmente se podrá destinar a eventos distintos, siempre que dispongan de la aprobación expresa de la corporación. En todo caso, no se cederán para celebrar sorteos, ceremonias de entrega de premios o de graduación, rifas ni actos en general de carácter no cultural, aunque podrán ser autorizados cuando sean de «especial relevancia» para las artes escénicas, la música o el cine.

Los interesados en alquilar las instalaciones deberán abonar 3.600 euros más otros 3.000 como garantía

Según la Diputación, el uso del teatro está sujeto a al pago del precio público establecido en la ordenanza que regula la cesión y uso de las instalaciones. La posibilidad de acceder al espacio comporta para los interesados la obligación de constituir una garantía por el importe de 3.000 euros, mientras que el precio de la cesión es de 3.639,85.

Las asociaciones culturales, sociales, benéficas o educativas no lucrativas y las personas físicas y resto de personas jurídicas que deseen realizar una actividad sin que haya ánimo de lucro, podrán utilizar el teatro de forma gratuita.

Si la celebración de estas actividades ocasionaran daños al inmueble por un importe superior al de la garantía constituida, la Diputación exigirá a la cesionaria el pago de la diferencia hasta reparar totalmente el daño sufrido. Asimismo, según se recoge en el documento, la persona que sea titular de la cesión de uso se compromete a hacer una buena utilización de él; hacerse cargo de los costes de reparación si hay daños; cumplir con los requisitos legales por lo que se refiere a su personalidad jurídica; obtener los permisos para la comunicación del espectáculo si es necesario y asumir la responsabilidad civil que pudiera derivarse.

Esta nueva normativa llega en un momento en el que la Diputación de Valencia está inmersa en las labores para slucionar los desperfectos del teatro Principal. Como adelantó LAS PROVINCIAS, el escenario presenta diversos daños así como grietas, desconchones y filtraciones de agua. Por ello, el pasado mes de julio, el pleno aprobó un presupuesto de 900.000 euros, con el objetivo de subsanar estas deficiencias. La Diputación, que es propietaria del auditorio aunque cede su uso a la Conselleria de Cultura, debe aún encargar el proyecto y más tarde licitar las obras. Un periodo que tardará al menos cinco meses en empezar y que, como pronto, se espera para enero del próximo año.

Fotos

Vídeos