«Es más difícil vender un infante de 20 años en China que frigoríficos en Alaska»

Rablaci, en marzo, entrando a declarar.
Rablaci, en marzo, entrando a declarar. / damián torres

Los correos del caso IVAM relacionan a una colaboradora de la exdirectora con la estructura «organizada» para promocionar a su hijo en el exterior

EP VALENCIA.

Dos informes policiales incorporados a la causa sobre las presuntas irregularidades en el IVAM durante la etapa de Consuelo Císcar relacionan a una extrabajadora de la SGAE en China y a un fotógrafo con la estructura «organizada» para impulsar la carrera artística del hijo de exdirectora, Rafael Blasco Císcar, 'Rablaci'. En uno de los correos localizados por la policía, la colaboradora le advierte de las dificultades de promocionarlo en el país asiático: «Vender un infante de 20 años como artista en China es más difícil que vender frigoríficos en Alaska».

Así se desprende de dos informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) aportados a la causa que se sigue en el juzgado de instrucción número 21 de Valencia por supuestos delitos de prevaricación, falsedad documental y malversación.

Uno de los informes asegura que una trabajadora de la SGAE entre noviembre de 2000 y enero de 2013, y que ocupó el cargo de delegada de esta entidad en China, fue la persona que «promocionó a Rablaci» ante una asociación artística de ese país «ocultando que era hijo de la directora del IVAM y consiguiéndole museos donde pudiese exponer». Además, apunta que, aunque fue esta mujer la que realizó las gestiones, su marido fue contratado por el IVAM de 2008 a 2011 para la coordinación cultural del museo en Asia, por lo que cobró 284.000 euros. Ambos aseguraron a la Policía que ninguno de ellos había comisariado exposiciones del hijo de Císcar en China.

Sin embargo, la UDEF da datos que «contradicen contundentemente» la versión de esta mujer, ya que figuró como cocomisaria de la muestra itinerante 'Matter and Spirit' de Rablaci, y recoge comunicaciones que prueban la relación de «confianza» que mantenía con Císcar. En varios de los correos, le insiste en las reticencias que hay en China sobre la calidad de Rablaci. En uno decía: «A veces pienso que te has creído que yo aquí soy la reina del mambo y no, me lo curro que te defecas».

La Policía subraya que esta mujer era «una persona de confianza de Císcar», tal y como se desprende de otro mail, de diciembre de 2008, en el que habla de que había alojado a una de las hijas de Císcar casada con Juan Carlos Lledó, exdirector financiero del IVAM también investigado, y recalca: «Le recibo en mi casa porque está con tu hija, pero me parece más tonto que Abundio».

El tono se endurece en un mensaje de marzo de 2009, en el que le dice a la exdirectora del IVAM que «ha perdido el norte y se te olvida que lo más importante de todo es haber metido en China a un magnífico artista con un pequeñito problema, que tiene 21 años, y eso aquí es más que imposible, igual algún día te lo dice un gilipollas de los que te gusta rodearte y te lo crees, porque ya veo a que a mí no». Y añade: «Me sobra la madre de la Pantoja, o sea tú, en cada inauguración; me sobra el padre del artista, que tampoco pinta nada en la inauguración, vuelto a insistirte que estoy en China y que aquí si inaugura el cónsul de España, aunque sea un gilipollas como es el caso que nos ocupa, o el embajador es lo que da prestigio al artista frente a los chinos».

Fotos

Vídeos