El FIB dice adiós tras reunir a 177.000 personas e iniciar «una nueva era dorada»

Benicàssim cifra en treinta millones el impacto económico en consumo interior y destaca también el impulso al empleo

EP

castellón. El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) se despide este año con un gran éxito de asistencia, tras congregar a 177.000 personas durante los cuatro días del certamen, según indicó el director del festival, Melvin Benn, quien se mostró satisfecho por el positivo balance de esta edición, con la que se inicia «una nueva era dorada».

En rueda de prensa, indicó que el FIB reunió a 43.000 'fibers' el jueves, a 42.000 el viernes y a más de 50.000 el sábado. De hecho, la jornada del sábado -con Red Hot Chili Peppers como cabeza de cartel- congregó a más 'fibers' que nunca en la historia del festival. Para ayer se esperaba una asistencia de 43.000 personas. A su vez, las zonas de acampada habilitadas para el FIB acogieron a unos 20.000 asistentes.

«El FIB 2017 confirma que el festival está al frente de los festivales en España y Europa. Ofreciendo cabezas de cartel de renombre mundial, ésta es una nueva era dorada para el festival y queremos que dure mucho», subrayó Benn.

El director general de Maraworld anunció, además, que el FIB 2018 se celebrará del 19 al 22 de julio y los abonos se pondrán a la venta la próxima semana.

Por su parte, la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués, valoró el «impacto económico, cifrado en alrededor de treinta millones de euros en consumo interior» en el municipio y el «impulso al empleo».

Para el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, el FIB 2017 «pasará a la historia como el FIB de la consolidación, una vez más, de Benicàssim como el verdadero epicentro de la actividad musical en Europa a lo largo del verano».

Fotos

Vídeos