Decenas de personas protestan en Lleida contra el retorno de obras a Sijena

El plazo dado por el juez para la devolución de los bienes al monasterio de Huesca finaliza hoy

EP

lleida. Decenas de personas se concentraron ayer a última hora de la tarde ante el Museo de Lleida, en rechazo a que la Guardia Civil pueda entrar por orden judicial para trasladar a Sijena las 44 piezas de arte originarias del cenobio aragonés, tras la sentencia del Juzgado 1 de Primera Instancia e Instrucción de Huesca, que da de plazo hasta hoy para hacer la devolución voluntaria de las piezas.

Los concentrados corearon 'Manos arriba, esto es un atraco', la misma consigna que puede leerse en la pancarta que han llevado hasta llegar a la puerta del museo.

Los Comitès de Defensa de la República (CDR) de Lleida han defendido la concentración, que recorrió la corta distancia que hay entre el rectorado de la Universitat de Lleida (UdL) y el museo.

Desde ayer el Museo de Lleida tiene vallas apiladas ante el edificio solicitadas por los Mossos d'Esquadra a una empresa suministradora en la ciudad.

El museo trata el traslado del arte a Sijena como un préstamo, según técnicos de la galería, porque confían en que el Tribunal Supremo dé la razón a Lleida y acaben regresando las obras que ahora puedan trasladarse por una sentencia de un juzgado de primera instancia. Este domingo por la noche, las piezas siguen de momento igual: siete expuestas (tres cajas funerarias y cuatro piezas de alabastro del retablo de Santa Ana), mientras que el resto siguen en el lugar que han ocupado en el almacén, y la responsable de manipular las obras será la empresa de transporte que el Gobierno de Aragón haya contratado.

La organización juvenil de la izquierda independentista Arran, vinculada a la CUP, ha convocado a «hacer un café» ante el museo hoy a las 07.30 horas.

Fotos

Vídeos