Dansa València, a la reconquista

Estreno. Espectáculo 'Divines Paraules', del Ballet de la Generalitat y el Insituto Valenciano de Cultura. / LP
Estreno. Espectáculo 'Divines Paraules', del Ballet de la Generalitat y el Insituto Valenciano de Cultura. / LP

La cita cultural, que se celebrará del 11 al 15 de abril, reivindica el papel de la mujer, recupera 'La Danseta' y programa 10 compañías valencianas El festival apuesta por espectáculos de calle y ocupa seis teatros para atraer al público

MARTA BALLESTER VALENCIA.

Del renacer a la reconquista. Si la edición del pasado año de Dansa València fue una transición, «como punto de partida», para convertir el festival valenciano en un espejo de la danza contemporánea del país, en esta 31 edición, que se celebrará del 11 al 15 de abril, la cita cultural buscará la consolidación para convertirse «en un festival de referencia internacional».

19 compañías, diez de ellas valencianas, participan en una edición que se «descentraliza» con más espectáculos de calle y más salas. Además de las habituales, el Teatro Principal o el Rialto, se incorporan el Carme Teatre, Espai Inestable, Sala Matilde Salvador de La Nau y el Teatre El Musical (TEM). El objetivo es atraer a más espectadores «intergeneracionales». En 2017 fueron unos 3.500 en sala, ahora el festival «se renueva» con intención de afianzar una «doble vertiente», la de llegar a nuevos públicos y la de consolidarse como punto de encuentro de creadores y programadores de todo el mundo, que facilite a las compañías «abrirse al mercado», expresó la directora, Mar Jiménez, que debuta este año.

Su proyecto se articula entorno a cuatro ejes que «le dotan de estructura e identidad». En primer lugar, apuesta por obras coreográficas recientes procedentes del territorio nacional y creadas por referentes históricos o consolidados como Sol Picó, Rosángeles, Mariantònia Oliver, Israel Galván o Daniel Abreu, junto a jóvenes promesas como Las Germanas Gestring, Judith Argomaniz y su compañía Lasala, o la compañía Koria. En segundo lugar, presenta una muestra representativa de la variedad de las compañías valencianas como Titoyaya, Otra Danza, Marea Danza o las emergentes Compañía Improvisada y el Colectivo de Mujeres Dunatacá. El tercer eje será el claro enfoque de género que convertirá a las mujeres creadoras en las protagonistas de esta edición con 11 espectáculos dirigidos por ellas y nueve que profundizan en la temática. Por último, el festival recupera 'La Danseta' con propuestas para público infantil hasta los 18 meses y familiar. Por otro lado, la cita cultural cuenta con un marco de actividades paralelas con mesas redondas para encuentros con el sector, clases magistrales o la proyección en la Filmoteca del documental 'Siete Leguas: contar la danza y la diversidad'.

Sol Picó y Rosángeles Valls participan en el festival, que cuenta con 150.000 euros de presupuesto

Con el doble de presupuesto que el año pasado por parte del Instituto Valenciano de Cultura (IVC), 120.000 euros, que con la suma del resto de aportaciones de otras entidades conforman un presupuesto de 150.000 euros en total, «el festival se consolida definitivamente y gana en coherencia gracias al trabajo de Jiménez, que fue elegida a partir de un proceso abierto de selección que se llevo a cabo en colaboración con el sector valenciano de la danza», declaró el director adjunto de Artes Escénicas del IVC, Robert Garcia.

Fotos

Vídeos