Cultura rescata la Nave de Sagunto

Imagen del estado actual de la Nave de Talleres de Sagunto. / EFE/Manuel Bruque

El enclave, que debe ser reformado, se destinará a las artes escénicas aunque no tiene fecha de apertura al público El Consell paga al Estado 3,7 millones de euros por la antigua Ciudad del Teatro, cerrada hace ocho años

NOELIA CAMACHO

valencia. Fue el gran proyecto cultural del gobierno del Partido Popular en Valencia. La antigua Nave de Talleres de Sagunto se convirtió en la Ciudad del Teatro, un proyecto faraónico al que el Consell de Eduardo Zaplana dotó de un presupuesto de más de doce mil millones de pesetas. Era el año 2000 y hasta se configuró una fundación para tutelar el proyecto, que estuvo presidida por la actriz griega Irene Papas. Fue el espectacular montaje de 'Las Troyanas' el que inició la andadura del espacio y en su adecuación y reforma se llegaron a gastar más de treinta millones de euros. Una cantidad destinada a un edificio que no era propiedad de la Generalitat. Además, se celebraron las bienales de Valencia que ideó Consuelo Císcar, subsecretaria de Cultura en ese momento. El proyecto se convirtió en el estandarte de la cultura en mayúsculas, pagada a golpe de talonario. Hasta el cineasta Bigas Luna se comprometió con la iniciativa.

Pero llegó la crisis y el macroproyecto desapareció. El enorme gasto que suponía realizar una producción teatral obligó a finiquitar la Ciudad del Teatro. La Nave de Talleres de Sagunto, de más de 10.000 metros cuadrados, quedó reducida a un almacén, caro de mantener por parte de la Generalitat, y en el que se guardaron los vestigios de un tiempo pasado que parecía que no iba a volver. Hasta ayer mismo, cuando el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció que el Consell había comprado al Gobierno central, concretamente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por 3,7 millones el enclave situado en los Altos Hornos de la ciudad saguntina. La operación se ha saldado con el pago de tres millones de euros y la cesión de una nave situada en la localidad valenciana de Paterna que tiene un valor de 774.000 euros.

La Generalitat se apropia así tras años de negociaciones con un edificio que era propiedad de la empresa Sepides, filial del Grupo SEPI. Durante estos años, se había cedido su uso de forma gratuita al Gobierno valenciano a cambio de que lo acabara comprando. Pero la adquisición no se efectuó y desde 2012 se inició un proceso judicial, que el pasado mes de septiembre concluyó en una sentencia que establecía que el Consell debía devolver la instalación al Estado, y este tenía que indemnizar en parte a la Generalitat por la inversión efectuada, lo que «obligaba a llegar a un acuerdo» entre las Administraciones. Ese paso ya está dado y ahora falta que tenga actividad.

El alcalde de la localidad sostiene que el enclave acogerá Sagunt a Escena este año

Puig confirmó ayer que volverá a destinarse a las artes escénicas. Será la conselleria de Cultura de Vicent Marzà la que a partir de ahora rescate del olvido a la Nave de Talleres. No será una tarea fácil si se tiene en cuenta que, como aseguró el propio conseller, el enclave no se encuentra en buen estado. «Tenemos que adecuarlo porque no está en las condiciones adecuadas para darle un uso inmediato, y en ese proceso estamos. Ya hemos comenzado a redactar los proyectos de lo que sería necesario y las inversiones que tenemos que hacer para que pueda volver a abrir lo más pronto posible», afirmó sin querer dar una fecha concreta. «Será lo antes posible», destacó antes de afirmar que la nave tiene un gran valor patrimonial y que la intención es que tenga una utilidad cultural para que pueda albergar espectáculos, pero que también sea un espacio que se abra al público y pueda ser visitado por la ciudadanía. No obstante, según el alcalde de Sagunto, Francisco Catalá, la idea es que acoja la apertura del Festival Sagunt a Escena de este mismo año y el reestreno de la obra de teatro 'La ciutat factoria'. Para ello, aseguró, la Conselleria tiene reservados 400.000 euros para su adecuación.

Andanza complicada

La rehabilitación de la Nave de Talleres de Sagunto no fue un camino fácil desde que se abrió en 2001 como la Ciudad del Teatro. Durante años, las obras de reforma se vieron interrumpidas cada vez que se representaba un espectáculo. Ocurrió en 2004, cuando la actriz Núria Espert aterrizó en la capital del Turia para interpretar 'La Celestina', el director canadiense Robert Lepage. Y es que por aquella Ciudad del Teatro llegó a verse el debut escénico de Bigas Luna, quien dirigió 'Las comedias bárbaras', interpretada por Juan Luis Galiardo, en la II Bienal de Valencia en 2003. Sin embargo, el impresionante complejo demostró que no estaba del todo preparado para lidiar con las inclemencias del tiempo. La obra 'La tragédie d'Hamlet', del británico Peter Brook se vio obligada a trasladarse en el año 2003 al Espai Moma, después de que las lluvias caídas en el municipio suspendieran la representación. Hasta el bailarín valenciano Nacho Duato aseguró que estaba dispuesto a impulsar un montaje para la Nave de Sagunto. Pero llegaron los recortes y el edificio sólo quedó como almacén. Ahora, ya rescatado, podrá tener su segunda vida cultural.

Fotos

Vídeos