El Consell anuncia que sacará a concurso la plaza de director artístico en 2018

Albert Girona, ayer, en la Conselleria de Cultura. / EFE/Manuel Bruque
Albert Girona, ayer, en la Conselleria de Cultura. / EFE/Manuel Bruque

La Generalitat insiste en las incompatibilidades del acuerdo laboral del italiano y afirma que «nadie está por encima del marco legal»

NOELIA CAMACHO

valencia. Las declaraciones del ya exintendente de Les Arts, Davide Livermore, no se ajustan a la realidad. Es lo que vino a decir ayer el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, en referencia a las afirmaciones vertidas horas por el regista italiano al anunciar su dimisión. «No hay ningún hecho que demuestre sus declaraciones. Hemos aumentado el presupuesto del coliseo en un 20% en los tres últimos años», alegó Girona ante la aseveración del exintendente de que no quería «ser cómplice si hay un deseo de cerrar Les Arts».

Pero eso no fue lo único que desmintió el secretario autonómico. Negó las trabas administrativas a las que hizo referencia Livermore, entre ellas las que le impedían dotar de más músicos y de una secretaría técnica a la Orquesta de la Comunitat. «Hasta ahora la calidad del programa está fuera de duda, no ha habido impedimentos y no sé por qué ahora los hay para hacer lo que se hacía hasta ahora», respondió Girona, quien anunció que la próxima semana se llevarán al patronato del Palau de les Arts los nuevos estatutos que regirán la Fundación, en los que se fulmina la figura del intendente para crear la plaza de un director artístico que será elegido mediante concurso público en 2018. También, la creación del puesto de director general, que ocupará un responsable seleccionado por el propio Consell y que sustituirá al actual cargo de director economico-administrativo.

En los estatutos se recoge que, de acuerdo con el Código de Buenas Prácticas, el cargo de intendente ha de ser seleccionado por convocatoria abierta. Girona también alertó de las incompatibilidades del contrato del italiano, recogidas de nuevo en un informe enviado por la Intervención de la Generalitat el pasado viernes. «En el documento se remarca la advertencia de la incompatibilidad de su cargo con sus funciones fuera del coliseo. Este hecho, junto con el cambio de estatutos, puede estar relacionado con su decisión de abandonar el cargo», aseveró antes de preguntarse si el problema real era que «Livermore no quería continuar en Les Arts». También argumentó que al italiano se le ha requerido desde Cultura que dé una respuesta satisfactoria ante las afirmaciones de la Intervención. «Nadie está por encima del marco legal. Su falta de respuesta, su desacuerdo con los nuevos estatutos y la voluntad manifestada de no presentarse al concurso público hacían imprescindible su salida», justificó.

Al patronato, que se reunirá la próxima semana, se le presentarán unos estatutos que recogen la desaparición de la figura del 'súper intendente', como lo calificó Girona para crear la plaza de director artístico. El Consell pretende imitar el concurso público realizado en otras instituciones valencianas y en 2018 lanzará la convocatoria. No hay fecha, pero Girona estimó que en un semestre puede haber nuevo titular. La nueva fórmula de gestión del auditorio contempla también la incorporación del Ministerio de Cultura al patronato.

Girona tuvo respuesta a las afirmaciones del tenor Plácido Domingo, en las que el maestro mostraba su miedo a que la marcha de Livermore suponga el desmantelamiento de Les Arts. «Domingo debería opinar sobre la actividad artística, no sobre una dimisión que es personal. No creo que tenga mucho interés lo que tenga que decir una persona de fuera sobre el Palau. Nosotros estamos muy orgullosos del trabajo que ha desarrollado en estos dos años y queremos contar con él», dijo.

Fotos

Vídeos