Las tres reglas de Lorenzo Silva

Lorenzo Silva y André M. Koppel, ayer, después del preestreno en los cines Kinépolis de 'La niebla y la doncella'.
Lorenzo Silva y André M. Koppel, ayer, después del preestreno en los cines Kinépolis de 'La niebla y la doncella'. / manuel molines

El autor presenta en Valencia la adaptación al cine de la novela 'La niebla y la doncella'. La cinta, dirigida por André M. Koppel, cumple los requisitos interpuestos por el padre literario de los agentes Bevilacqua y Chamorro

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

El escritor Lorenzo Silva lo tuvo muy claro cuando surgió la oportunidad de que su novela 'La niebla y la doncella' se adaptara al cine. La historia basada en las investigaciones llevadas a cabo por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro debía de cumplir tres reglas básicas para llegar a exhibirse en las salas. Así lo confesó ayer el guionista y director de la película, André M. Koppel, durante el preestreno en Valencia de la cinta. «Ha sido una experiencia muy enriquecedora realizar la adaptación. Aunque Lorenzo Silva nos puso unos requisitos previos para el salto del libro a la gran pantalla», aseguró después de la proyección del filme.

¿Y cuáles eran esas normas a cumplir? «La primera, que se respetara la relación entre los personajes. Después, que se diera una visión normalizada de la Guardia Civil. Y, por último, que la cinta fuera realista, nada de ciencia ficción», contó el realizador. Tanto es así que el propio Silva, que también acudió a la exhibición - y que se celebró dentro de los preestrenos del Festival de Cinema Antonio Ferrandis de Paterna- no pudo sino refrendar que este hecho era así. Afirmó sentirse muy satisfecho con el resultado final del proyecto. «Siempre pongo mis requisitos por escrito para que luego no haya problemas. Sobre todo, quería que se respetara la relación de los dos personajes principales», afirmó el literato. Aunque, según Silva, no es de esos autores que están muy encima del proyecto. «Yo tengo una relación muy normalizada con el cine. Algo debo estar haciendo mal», dijo entre risas. No obstante, se mostró sincero al aseverar que «no he esperado a que el director ruede la película que yo como escritor tengo en la cabeza».

«No he esperado que el director ruede la película que yo tengo en la cabeza» Lorenzo Silva

Para el padre literario de los agentes Bevilacqua y Chamorro, cuya novela 'El alquimista impaciente' también aterrizó en los cines en el año 2002, era esencial que la cinta diera una visión correcta de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. «Yo llevo más de veinte años hablando con guardias civiles. Y son personas que sonríen, empáticos, que huyen del estereotipo que todos tenemos creados en nuestra mente. Por eso, creo que elenco elegido ha sido un acierto», comentó ayer. Silva se refiere así a los actores Quim Gutiérrez, aura Garrido, Verónica Echegui, Roberto Álamo y Marián Álvarez. Los dos primeros interpretan a los conocidos agentes, que contarán con la ayuda de la cabo Anglada (Echegui) y el teniente Nava (Álamo). 'La niebla y la doncella', escrita en 2002, sigue siendo de total actualidad. Política, corrupción y drogas se entremezclan en una historia que, como algunos lectores recordarán, es lo que lleva a ambos investigadores a la isla canaria de la Gomera. Ahí deben reabrir un caso sobre el asesinato de un joven cerrado desde hace tres años. A partir de ese momento, el espectador será testigo de un 'thriller' en el que nada es lo que parece. Y lo hará de la mano de unos intérpretes muy reconocidos. «El casting ha sido increíble. Me permitió, además, realizar pruebas a las mejores actrices de entre 25 y 35 años de este país. Y aunque fue a parar a Aura Garrido, me he dado cuenta que aquí hay mucho talento», reconoció Koppel. Para el realizador también era necesario contar con la presencia de actores canarios como él. «Que él fuera de esa tierra también garantizaba que no iba a plasmar la parte turística de la isla, sino la atmósfera verdadera», aseveró el escritor.

Encabezan el elenco Quim Gutiérrez, Aura Garrido, Roberto Álamo y Verónica Echegui

Ambos profesionales coincidieron en que en España se vive una cierta edad de oro del 'thriller' en el cine. «Yo llevo dos décadas contando lo que antes no salía en los medios. Por eso, ahora, nos parece tan vigente esta historia que se publicó en el 2002, porque ya se habla de casos de corrupción política y empresarial», manifestó el novelista.

Par Koppel, esta, su ópera prima, ha sido un camino apasionante en el que ha pasado de «escribir para guionistas o para un director, a hacerlo para mi propio proyecto», confesó. La cinta, está impulsada por el conocido productor Gerardo Herrero. «Da confianza que un profesional como él esté detrás de la película. Sobre todo, y esto quiero reseñarlo, porque es un gran lector de literatura española contemporánea», resaltó el autor.

Fotos

Vídeos