Maribel Verdú: «Dejaría hipnotizados a Trump, a Putin y al de Corea del Norte»

Ante todo, libertad. «No somos conscientes de lo privilegiados que somos viviendo aquí». / efe

Se quedó «estupefacta» al leer el guion de 'Abracadabra', «tan surrealista y única. Es el segundo regalo que me ofrece Pablo Berger»

DANIEL ROLDÁN

Maribel Verdú ha tenido un movido inicio de verano entre Madrid y Barcelona, en los rodajes de 'Sin filtro', junto a Santiago Segura, y 'Superlópez', de Javier Ruiz Caldera y con Dani Rovira como héroe nacional. La actriz madrileña supera las setenta películas en más de tres décadas de trabajo y a un ritmo frenético. En los últimos años ha estrenado al menos dos títulos por temporada. Este año 'Llueven vacas' y 'Abracadabra', su segunda colaboración con el bilbaíno Pablo Berger, desde el viernes en las pantallas. En esta comedia de extrarradio, da vida a una mujer víctima de la violencia machista. Le acompañan en la aventura Antonio de la Torre y José Mota.

- ¿Cómo se quedó cuando leyó el guion de 'Abracadabra'?

- Cuando lo leí, llamé a Pablo. Le dije que no sabía qué había leído y que estaba estupefacta. Pero también que me tiraba a una piscina sin agua por él, que hacía la película. Porque me parecía tan diferente, tan surrealista y única, que merecía la pena el riesgo. Además, esa Carmen era un regalo, el segundo que me ofrece Pablo después de la madrastra de Blancanieves.

- Una Carmen que sufre esa lacra que es la violencia machista.

- Es el reflejo de esa parte de la sociedad que todavía existe. Y en la película se habla de esa liberación de la mujer, de tirar para delante y de ser valiente.

- ¿La libertad es el derecho que más valora?

- El que más valoro en esta vida. Y no somos conscientes de lo privilegiados que somos viviendo aquí. Es fundamental para el ser humano y, sobre todo, para las mujeres. Poder ser libre para tomar decisiones, para hacer lo que uno quiera y que nadie te tenga que poner trabas. Cuando ves en muchos países que mujeres y hombres no pueden hacer nada, que no pueden desarrollar el amor libremente, es algo terrible. Siempre que me preguntan por una palabra, digo libertad.

- En julio, junto a Santiago Segura, también encarnó a otra mujer luchadora.

- El personaje es también otra mujer que no puede más. Ha sido una gozada porque no conocía mucho a Santiago y lo he disfrutado.

- Y ahora a trabajar en 'Superlópez'. ¿Se puede desvelar algo de la película o es 'top secret'?

- Soy Agatha, la archienemiga de Superlópez, y estoy encantada con este guion de Borja (Cobeaga) y Diego (San José), porque no he parado de reír. Soy la mala malísima de la película que al final lo que hace es el ridículo.

- ¿Cree en la hipnosis?

- Sí. Existen hasta especialistas en hipnosis infantil. Pero hay que tener en cuenta que, si uno no quiere que le hipnoticen, no lo van a conseguir.

- ¿A quién dejaría hipnotizado para siempre?

- A los intolerantes, a los que no dejan a su pueblo y a su gente tener libertad.

- Una lista demasiada amplía en este mundo.

- Ya te puedes imaginar. Dejaría hipnotizados a Trump, a Putin y al de Corea del Norte, por ejemplo. Y hay muchos más.

Fotos

Vídeos