Llega a Valencia el primer cine que se ve, se oye, se huele y se siente

Kinepolis

La sala con tecnología 4DX se estrenará en la ciudad en junio

REDACCIÓN

«El cine no se ve, se vive». Es lo que prometen desde los cines Kinépolis, los encargados de abrir la primera sala de proyección en 4DX en Valenciael próximo 12 de junio. Se trata de un espacio en el que las películas se viven con los cinco sentidos. La empresa traslada a la ciudad una iniciativa que ya inauguró en Madrid hace meses.

Según explican desde la entidad, «la tecnología 4DX ofrece la experiencia cinematográfica más espectacular que existe». «Combina los efectos sensoriales del viento, la lluvia, el ruido, la nieve, la niebla, los olores y la luz con el movimiento de las butacas para crear una experiencia inmersiva.

Para hacer esto posible, las butacas de la sala están equipadas con un motor específico que permite movimientos extremadamente precisos y que controla la velocidad de estos en perfecta sincronía con la película. «Giros, saltos, temblores, ruido, nieve, agua... hasta 20 efectos que te permiten recrear toda una experiencia multisensorial», agregan en la página web de Kinépolis. Asimismo, este tipo de tecnología no sólo se orienta a las cintas de temática de acción sino, como advierten sus responsables, se puede utilizar sea cual sea el género de la película, desde animación, terror o fantasía.

En España sólo Madrid dispone de un cine con tecnología 4DX

De esta forma, los espectadores pueden sentir el vértigo de la velocidad, toda la intensidad de la acción más trepidante, las tempestades, la fina lluvia sobre la cara, el viento moviendo el cabello o el olor de las flores, entre otros efectos.

La primera sala en 4DX de España se abrió al público a finales de 2017. Lo hizo con la última cinta de la saga 'Star Wars' y las entradas tenían un coste de 14,90 euros.

Ahora, la empresa ha decidido que los valencianos sean los segundos en consumir los últimos estrenos de una manera única. No obstante, cabe destacar que esta experiencia no es apta para todos los públicos. Se debe superar al menos el metro de altura para poder utilizar las butacas con seguridad y tampoco es apta para personas con lesiones o una edad muy avanzada.

Este tipo de cine ya se ha desarrollado en países como Reino Unido, Bélgica y Francia.

Fotos

Vídeos