La escena española pierde a la actriz Terele Pávez

Terele Pávez, ganadora de un Goya por la película 'Las brujas de Zugarramurdi', en el teatro Infanta Isabel.
Terele Pávez, ganadora de un Goya por la película 'Las brujas de Zugarramurdi', en el teatro Infanta Isabel. / Alberto Ferreras

Premio Goya por su intervención en 'Las brujas de Zugarramurdi', hacía sólo unos meses que interpretó su último papel en 'El bar'

J. L. ALVAREZ/C. VELASCO MADRID/VALENCIA.

La actriz Terele Pávez falleció ayer en Madrid a los 78 años, tras sufrir un derrame cerebral por el que había sido ingresada en el Hospital de La Paz. Ganadora de un Premio Goya, se caracterizó por sus papeles de mujeres temperamentales, ayudada por su voz rota, lo que se tradujo en una prolífica carrera que la llevó por el cine, el teatro y la televisión.

Teresa Marta Ruiz Penella nació el 29 de julio de 1939 en Bilbao, hija del político Ramón Ruiz Alonso y de Magdalena Penella Silva. Hermana de las actrices Emma Penella, ya fallecida, y Elisa Montés. Eligió el apellido Pávez de su abuela materna para distinguirse artísticamente de sus dos hermanas. Era nieta del compositor valenciano Manuel Penella.

La familia se trasladó pronto al Madrid de la postguerra, donde Jesús Franco, amigo de la familia, les introduce en el mundo del cine. Con solo 12 años debuta con 'Novio a la vista', bajo la batuta de Luis García Berlanga. Franco la vuelve a dirigir en 'Tenemos 18 años' (1959). Años después, en 1963 rodó junto a sus dos hermanas la única película en la que han participado las tres, 'La cuarta ventana', de Julio Coll.

De la gran pantalla saltó al teatro de la mano de directores como Miguel Narros y Adolfo Marsillach. Su primer gran éxito en la tablas le llega con 'La casa de las chivas', obra con la que debuta también en Televisión Española.

Junto a Irene Gutiérrez Caba participa en 1978 en la obra 'La Celestina'. A partir de este momento, Terele Pavez comienza a dar vida a un sin fin de papeles secundarios en el cine, entre los que destacan sus interpretaciones de Mauricia en 'Fortunata y Jacinta', película protagoniza por su hermana Emma, y en películas de la etapa del destape como 'Tatuaje' (1976), de Bigas Luna, y 'Carne apaleada' (1978), de Javier Aguirre.

Pero es Mario Camús el que en 1983 llama a Terele Pavez para interpretar uno de los personajes más importantes de toda su carrera, el de Régula en la película basada en la novela de Miguel Delibes 'Los santos inocentes'. Marcada por esos papeles de mujeres temperamentales, en situaciones difíciles, Pedro Olea la dirige en 'El caso de las envenenadas de Valencia', capítulo de la serie de televisión 'La Huella del Crimen'.

Terele Pávez nunca se achicó ante oscuros personajes en películas como 'Réquiem por un campesino español', 'El Lute II: mañana seré libre', de Vicente Aranda, y 'Laura, del cielo llega la noche', de Gonzalo Herralde, y 'Diario de invierno, de Francisco Regueiro', que le valen sendas nominaciones como mejor actriz de reparto a los Premios Goya de 1987 y 1988. Sin embargo, vivirá unos años apartada de la vida pública, las cámaras y los escenarios a comienzos de la década de los noventa.

El resurgir

En 1995, Álex de la Iglesia recupera a Terele Pávez para la gran pantalla con 'El día de la bestia'. La decisión le valió duras críticas al director, que apostó por la actriz y acertó de lleno. Al año siguiente Gerardo Vera la llama para encabezar el reparto de una versión cinematográfica de 'La Celestina', donde esta vez se encarga de dar vida a la alcahueta cuyos tejemanejes desencadenan la tragedia. Pese a las grandes críticas que obtuvo no fue nominada a los Premios Goya.

Dos años más tarde vuelve al cine con Álex de la Iglesia y 'La comunidad', papel por el que es nominada otra vez a los Goya, pero pierde frente a Julia Gutiérrez Caba.

Después llegaron papeles en comedias como '800 balas' y, en 2009, regresa al teatro con 'La duquesa al hoyo... y la viuda al bollo'. El año siguiente compaginó los escenarios con un papel segundario en 'Balada triste de trompeta', de nuevo con Álex de la Iglesia, que le sirvió para otra nominación al Goya. Premio que al final consiguió por su película de 2013, también con De la Iglegia, en 'Las brujas de Zugarramurdi', papel por el que también ganó el Premio Feroz a mejor actriz de reparto.

En 2015 actúa de nuevo con De la Iglesia, en 'Mi gran noche'. Con el mismo director trabajó en su última película, 'El Bar', filme que rodó parcialmente en Valencia. En él interpretaba a la dueña del negocio. En octubre de 2016 acudió al estreno de 'El gato montés' en Les Arts.

De su vida sentomental se le conoce una relación a finales de los años 70 con el editor José Benito Alique, fruto de la cual nació su hijo Carolo.

Fotos

Vídeos