El cine sin imágenes recala en Bombas Gens

Taller de la Orquestina de Pigmeos en Bombas Gens. / LP
Taller de la Orquestina de Pigmeos en Bombas Gens. / LP

La Orquestina de Pigmeos prepara una película elaborada con los sonidos captados del barrio de Marxalenes

M. BALLESTER VALENCIA.

«Somos un colectivo de intervención que trabaja sobre el contexto, por eso no tenemos nada establecido y cada obra es única», explicó a LAS PROVINCIAS el creador audiovisual Chus Domínguez sobre Orquestina de Pigmeos, que llegó el martes a la ciudad para instalar en Bombas Gens un cine sin imágenes.

«Queremos reflexionar sobre la importancia del sonido en el mundo cinematográfico. Ponemos toda nuestra atención en él y es el elemento articulador sobre el que trabajaremos toda la semana», alegó Domínguez. Orquestina de Pigmeos imparte un taller titulado 'Oído Cinema!' hasta mañana en el que lanzan preguntas como «¿necesitamos más imágenes? ¿Cómo se puede hacer un 'travelling', un primer plano o una secuencia sin una cámara? ¿Cómo es posible reflexionar sobre las imágenes desde su ausencia?», detalla el director. «A partir de ellas se verá todo lo que el sonido es capaz de ofrecer al público y lo mezclaremos con la acción, las artes escénicas, pero sobre todo con el espacio», apuntó. El colectivo experimental busca «poner en contacto el centro cultural con el barrio que le rodea», manifestó Domínguez. «Siempre trabajamos con la población local para que nos ofrezca una narrativa veraz. Nos parece interesante plantear este acercamiento y llevar dentro de Bombas Gens las intervenciones que hagamos por los alrededores o los establecimientos de Marxalenes», añadió. Todo depende de los participantes del taller, porque «no tenemos una estructura planificada. Con improvisación y trabajo todo se desarrollará a partir de los intereses de los participantes», aseguró.

Esta reflexión sonora culminará el sábado, de 16 a 19 horas, con la ejecución de un 'film-performance', una película imaginada en directo, utilizando materiales sonoros y musicales de la realidad local intervenida dentro y fuera del espacio de proyección. «En la cinta las imágenes serán las que cada espectador proyecte desde su butaca en la oscuridad de la sala de cine», reveló. «En lo sonoro queremos llevar al barrio a una sala de cine», apuntó. La Orquestina de Pigmeos ha presentado sus proyectos en diferentes lugares del mundo. Ahora es el turno de los valencianos y de los sonidos que puede ofrecer el barrio de Marxalenes para la gran pantalla.

Fotos

Vídeos