Las Provincias

El making of de la alfombra roja de 'Inferno'

vídeo

/ Alberto Ferreras

  • Relato de cómo se preparó en Florencia, durante tres días, la  premiere mundial de la última película protagonizada por Tom Hanks y Felicity Jones

Sábado 8 de octubre de 2016. 17:00 h. Varias decenas de metros de alfombra roja se extienden frente a la Opera di Firenze. Todo está preparado para que 'Inferno', la multimillonaria producción que ha cambiado el ya de por sí vertiginoso ritmo turístico de Florencia, sea estrenada a nivel mundial. Dan Brown, el autor del libro en el que se basa la película, Ron Howard, su director, y todo el reparto encabezado por un deslumbrante Tom Hanks y su réplica femenina, Felicity Jones, estarán presentes en la premiere mundial. Florencia no recuerda un acto tan internacional en su historia reciente.

Fotos

  • Así fue la alfombra roja de Inferno en Florencia

Minutos antes de que las estrellas protagonistas e invitados ilustres comiencen a exhibirse sobre ella, se retira el plástico que protege la simbólica tela. Aunque la amenaza de lluvia deja de serlo y comienzan a caer las primeras gotas. Pero afortunadamente se ha quedado en eso, en una amenaza, y el gran espectáculo del cine, la premiere mundial, puede continuar sin novedad con todo su esplendor hasta el photocall final. La película se proyecta por primera vez en el mundo al público, y los actores posan para la prensa por última vez, en Florencia. Ahora comenzarán su periplo promocional por distintos países. Sin embargo, en Italia su presencia habrá llegado a su fin. 

Todo comienza y termina en tres horas. Pero algo tan aparentemente efímero, requiere de una preparación que arranca poco después de que finalice el rodaje, aunque las primeras convocatorias a la prensa llegan cuatro meses antes de la fecha del estreno mundial. Sony, la productora del film, envía a los principales medios de comunicación las primeras noticias acerca de la previsión del estreno, y la maquinaria comienza a ponerse a punto. Tras la confirmación de asistencia, y la aclaración de los inevitables pormenores, llega el momento del viaje a Florencia. 

Miércoles 5 de octubre. Llegada al aeropuerto, pero no hay que dormirse. Hasta las 18.30 horas la prensa internacional está convocada en el hotel Lugarno para confirmar los datos, recoger las acreditaciones (imprescindibles a partir de ahora para moverse por cualquier escenario relativo a la película), la programación de los próximos (y algunos de ellos frenéticos) días y, finalmente, una carpeta con el documento final: la confirmación y horarios para asistir a la gala de presentación que tendrá lugar dos días después. Aún con las maletas, la bolsa de cámaras y trípodes a cuestas, el siguiente destino es el Grand Hotel Villa Medici, lugar de residencia de la prensa internacional y donde el resto de periodistas, en este caso nacionales, se acreditan frente al mostrador de recepción. La jornada ha finalizado, pero hay que estudiar bien el itinerario del día siguiente. Comienza muy temprano, y termina por la tarde con la ronda de entrevista a los actores, uno de los puntos fundamentales e imprescindibles del viaje. 

Jueves 6. 08:30 h. A esa hora, la organización ha convocado a la prensa en la Piazza della Signoria. Allí, media hora después, comienza una visita guiada, con una duración de dos horas, por algunas de las localizaciones en las que el doctor Robert Langdon, papel de Tom Hanks en la película, intenta descifrar los enigmas para evitar que un virus se propague y acabe con la mitad de la población mundial. Tras la visita, nueva acreditación para acceder al interior del Palazzo Vecchio (actual ayuntamiento de la ciudad), y más concretamente al Salón de los Quinientos, lugar donde se rodó una de las escenas más emblemáticas de la película, y ahora escenario de la multitudinaria conferencia de prensa, a la que asistirá la plana mayor de la cinta: Tom Hanks, Felicity Jones, Omar Sy, Irrfan Khan, el director Ron Howard, y el autor de la novela, Dan Brown. Diez minutos para el photocall, y media hora más para el resto de preguntas de los periodistas.

12:40 h. Finalizada la rueda de prensa, se produce el traslado al Forte di Belvedere. En esa atalaya privilegiada, desde la que se domina toda la ciudad de Florencia, tendrá lugar el último plato fuerte previo a la premiere: las entrevistas personales a los actores (los cuales, como curiosidad, residen en ella durante su estancia en la ciudad). La organización ha dividido en cinco grupos, de alrededor de ocho personas cada uno, a la prensa escrita. Aquí no se permiten cámaras. Los medios de comunicacion han sido previamente aprobados por los organizadores, y sus redactores aparecen en unos listados que se exponen en la puerta de cada sala. Dentro de ellas, en mesas redondas, los actores van llegando, uno a uno con sus correspondientes representantes. Se dispone de 10 minutos con cada uno de ellos, a los que no se puede dar la mano, pedir autógrafos, fotos... Son normas de la organización en este y en casi todos los encuentros de prensa similares. El primero en pasar es Omar Sy, al que sigue Irrfan Khan, y por último una radiante y sorprendentemente más menuda que en la pantalla, Felicity Jones. Para el encuentro de Tom Hanks y Ron Howard (sus entrevistas siempre son conjuntas) los cinco grupos de periodistas se desplazan a una pequeña sala de conferencias, en la que preguntarán conjuntamente a modo de rueda de prensa convencional.

Viernes 7. Pese a que la organización no tiene ninguna convocatoria para esta fecha, el día en su totalidad se emplea en recorrer de nuevo las localizaciones de la película, y tomar imágenes de recurso para montar los vídeos y fotogalerías posteriores, con las que se ilustrará el reportaje final.

Sábado 8. 17:00 h. La organización hace entrega, en el hotel, de una nueva acreditación, especial para acceder a la alfombra roja. Esta acreditación anula todas las anteriores y solo se recoge por aquellos medios que están confirmados desde el día 5. Tras ello, se produce el traslado a la Opera di Firenze, donde tras pasar los controles de seguridad, cada medio se dirige a la zona destinada a las televisiones o fotógrafos, según corresponda. En la primera, los actores se detendrán unos minutos para hacer pequeñas entrevistas. En la segunda, irán posando uno a uno frente a los fotógrafos, junto a un panel publicitario en el que, entre varias marcas patrocinadoras, aparece profusamente el nombre de la película.

18:30 h, la alfombra roja se bloquea, y se comienza a retirar el plástico protector que la cubre. Media hora más tarde, comienzan a pasar por la alfombra las celebrities italianas, e intercalándose con ellas, los actores, director, productor, compositor y autor de la novela. El acto finaliza a las 21:30 horas, es decir, una hora y media más tarde que lo previsto por la organización. Pero aún queda una cita más, que no aparece en ninguna programación.

22:00 h. La prensa acreditada que se ha quedado hasta el final del acto, es convocada en el interior de la Opera di Firenze. Se ha organizado un último photocall del reparto, al que sorprendentemente acude, aunque de manera separada, el mismísimo presidente italiano, Matteo Renzi, acompañado por su esposa, quienes accedieron al edificio por una puerta posterior. En el interior del recinto ha comenzado la proyección de la película, y los invitados disfrutan de los primeros minutos del metraje, de dos horas de duracion. Mientras el reparto ha permanecido en una sala anexa, donde se ha ofrecido un cocktail a los invitados vip de la noche.

Tras tomar las últimas imágenes de los actores antes de que abandonen el recinto con destino al Museo de la Ópera (donde asistirán a una cena de gala), con este photocall final se ha puesto broche de oro a los tres días previos a esta premiere mundial, que ha transcurrido sin ningún imprevisto y de manera exitosa.

Una semana más tarde, es decir, el día 14, la película estará en la cartelera de los cines de toda España.