Las Provincias

Matt Damon medita su regreso al universo de Jason Bourne

'El ultimátum de Bourne'.
'El ultimátum de Bourne'. / Archivo
  • El actor estaría acompañado por Paul Greengrass, quien ya dirigió la segunda y la tercera entrega de la saga protagonizada por el amnésico espía creado por Robert Ludlum

"Donde dije digo, digo Diego". Tras afirmar que no volvería a meterse en la piel de Jason Bourne, Matt Damon parece haberselo pensado mejor y ya negocia con Universal Pictures su regreso a la adrenalítica saga que más ha contribuido a su conversión en estrella del cine de acción. Claro que para ello ha sido necesario apuntalar la otra premisa sobre la que pivotaba el pensamiento del actor al respecto: el más que posible retorno de Paul Greengrass tras la cámara.

Según apunta el portal especializado Deadline, tanto el intérprete como el realizador, que ya formaron un perfecto tándem en la segunda y la tercera entrega cinematográfica de la franquicia, 'El mito de Bourne' (2004) y 'El ultimátum de Bourne' (2007) -la primera, 'El caso Bourne' (2002), corrió por cuenta de Doug Liman, y de la cuarta, 'El legado de Bourne' (2012), sin Damon y con Jeremy Renner al frente, se encargó Tony Gilroy- han entablado conversaciones con el estudio de cara a la que sería su tercera colaboración, levantando así los ánimos de los incondicionales de la saga, que no acabaron de digerir nunca el adiós del intérprete por mucho que Renner fuese un más que digno recambio.

De llegar a buen puerto las negociaciones, se operaría un giro de ciento ochenta grados en esta historia, pues si bien ni Damon ni Greengrass llegaron nunca a cerrar totalmente las puertas a una nueva incursión en la vida de este espía amnésico urdido por la mente del escritor Robert Ludlum, sí lo pusieron bastante difícil. El cineasta afirmó en su día que no estaba interesado en retomar al personaje una vez que éste había recuperado la memoria, auténtico 'leitmotiv' de las tres primeras cintas, en tanto que el protagonista de 'Elysium' no veía un lugar para él en ausencia de Greengrass.

Doble baza

Pero los primeros contactos han debido ser prometedores, pues Universal Pictures ha decidido retrasar el rodaje del largometraje que iba a dirigir Justin Lin ('Fast & Furious 6') y que iba a contar nuevamente con Jeremy Renner como cabeza de cartel.

La intención de los productores es no mover ninguna pieza de este proyecto, a la espera de que Damon y Greengrass den su beneplácito a una nueva película del único espía que ha conseguido robarle algo de plano a James Bond. De ser así, la compañía contaría con una doble baza: Jason Bourne y Matt Damon, por un lado, y Aaron Cross, el asesino a sueldo al que ponía rostro Renner, por el otro. ¿Se materializarán sus deseos? Todo apunta a que la respuesta no se demorará en exceso.