Las Provincias

El actor que alcanzó la gloria como director

vídeo

El director británico Richard Attenborough. / Archivo | Ep

  • Muere a los 90 años Richard Attenborough, Oscar al mejor realizador por 'Ghandi'

Escaparse de los nazis, atreverse a dirigir la vida de uno de los hombres más influyentes del siglo XX o decir que sí a uno de los directores más importantes del mundo -Steven Spielberg- para ser uno de los protagonistas de una de sus locuras: crear dinosaurios en una isla. Todas esas aventuras las aceptó Richard Attenborough como un divertimento y una responsabilidad, algo que tenía que hacer por amor a su profesión. Y ayer, con 90 años, a cinco días de cumplir los 91, falleció en Londres, según anunció su hijo a la BBC. Hermano del naturalista David Attenborough, con quien compartía el tratamiento de 'sir' -aunque él además era lord-, dedicó su vida a las artes y a promover la educación, al tiempo que fue presidente de numerosas instituciones en el Reino Unido, como la Real Academia de Arte Dramático (RADA), donde estudió, o el club de fútbol Chelsea, del que fue aficionado toda la vida.

Nacido en Cambridge el 29 de agosto de 1923, era el mayor de los tres hijos de Frederick Attenborough, rector del University College de Leicester (centro inglés), y Mary Clegg, familia de la que era el hermano pequeño John, exdirectivo de Alfa Romeo que murió en 2012. La carrera cinematográfica de Attenborough empezó en 1942 como marinero desertor en 'Sangre, sudor y lágrimas ', un fil patriótico para alentar a las tropas y a la población durante la Segunda Guerra Mundial. Además de actuar, sirvió en la Real Fuerza Aérea. Después de la guerra le llego su primer gran papel: 'Historia de una cobardía,' (1947), donde interpretaba al joven gángster psicópata de la novela de Graham Greene. Así, comenzó a forjarse una carrera en el mundo artístico británico, con películas como 'Estás bien. Jack' (1959), donde colabora con otro de los grandes actores ingleses: Peter Sellers. Juntos repetirían tres años más tardede 'Juego para dos' (1962), dirigidos ambos por John Boulting.

Pero además del cine, Attenborough tuvo el honor de ser parte del reparto original -junto a su esposa Sheila Sim- de la obra de Agtha Christie 'La ratonera', que todavía está en cartel. La década de los sesenta es cuando el actor de Cambridge decide dar el salto a Hollywood. En 1963 debutó en Hollywood de la mano de John Sturges con una de las películas más carismáticas de la Segunda Guerra Mundial: 'La gran evasión'. Attenborough forma parte de ese plan imposible para huir de un campo de concentración nazi junto a Steve McQueen, con quien repetiría años más tarde en 'El Yang-Tse en llamas'. Gracias a esta película y a la desconcertante 'Doctor Dolittle', consigue sendos Globos de Oror en 1967 y 1968. El 1971 realiza su último papel como protagonista. 'El estrangulador de Rillington Place', considerados para muchos como su mejor papel. En esta década también participa en el desastre de 'Rosebud' (Otto Preminger, 1974). 'Un puente lejano (1977) y en 'El factor humano' (1979), que supuso su última película delante de las cámaras

Nueve años

A partir de entonces, Attenborougj se afanó en sacar adelante un gran proyecto soñado: llevar a la gran pantalla la vida de Ghandi, el gran líder pacifista indio. Invirtió nueve años de su vida en tenerlo todo preparado, en lograr la financiación necesaria y en tener al actor ideal para el proyecto, Ben Kingsley. Y, curiosamente, este proyecto soñado fue el que más alegrías le dio y el que le permitió alcanzar la gloria: logró dos Oscar en 1983 como mejor película y mejor director, así como un Globo de Oro y dos Bafta británicos.

Tras dirigir el musical 'A Chorus Line' (1982), Attenborugh aceptó el encargo de dirigir 'Grita libertad' (1987), otra película comprometida políticamente contra el 'apartheid' sudafricano que narraba la vida de Steve Biko. Contó para la cinta con Denzel Washington y Kevin Kline. En 1992 dirigió Chaplin', con Robert Downey Jr., y de 1993 es 'Tierras de penumbra', protagonizada por el galés Anthony Hopkins, uno de sus actores preferidos. Ese mismo año, Spielberg le convenció para participar en 'Parque jurásico', donde repetiría en la segunda parte. También participó en pequeños papeles en 'Elizabeth' (1997), 'Búho gris' (1999) o 'Cerrando el círculo' (2008).

Attenborough fue patrón de múltiples organizaciones solidarias como United World Colleges, que promueve el intercambio educativo internacional, y fundó en Suazilandia el 'Centro para el aprendizaje creativo Jane Holland', en memoria de su hija de ese nombre, que falleció en el tsunami de 2004 en Tailandia. Jane, que murió junto a una de sus niñas, Lucy, era la mayor de sus tres hijos, siendo los otros dos Michael, director teatral, y Charlotte, actriz.

En 1976 recibió el título de Caballero del imperio británico, con tratamiento de 'sir', y en 1993 accedió a la Cámara de los Lores con el título de barón Attenborough de Richmond-upon-Thames, el barrio donde vivió en Londres. También fue una gran coleccionista de arte y desde los años 50 reunió cerámicas de Picasso así como obras de los británicos L.S. Lowry o Graham Sutherland. En 2008, el actor y director, que fue amigo de la princesa Diana -a cuyo funeral asistió en 1997-, sufrió un ictus que le postró en una silla de ruedas. Tras vender parte de su colección de arte y sus propiedades en Londres y Escocia, en marzo de 2013 ingresó con su esposa en una residencia de ancianos londinense para antiguos artistas.