Adán Aliaga, director: «El cine es un trabajo de equipo, pero hoy se puede hacer en soledad»

El realizador Adán Aliaga. / EFE
El realizador Adán Aliaga. / EFE

El realizador alicantino se encuentra rodando, a medio camino entre Nueva York y Tabarca, su séptima película, 'Fishbone'

César Campoy
CÉSAR CAMPOY

Prácticamente mimetizado con los Estados Unidos, tras la producción de los cortos 'The Walker' y 'The Fourth Kingdom', el director de la premiada 'La casa de mi abuela' (2006) y 'Estigmas' (2010) se sumerge en una historia sobre el desarraigo, protagonizada por la también alicantina Saida Benzal.

-'The Fourth Kingdom', el corto escrito y dirigido junto a Àlex Lora sigue acumulando reconocimientos en Estados Unidos (Brooklyn, Montana...). ¿Les está dando más alegrías de las que presagiaban?

-Nunca sabes cómo funcionarán los trabajos y cómo se relacionarán con el público y los festivales, pero estamos muy contentos por el gran recorrido que está teniendo.

«El salto para rodar en los Estados Unidos surgió de una forma muy natural»

-¿Cómo va la carrera hacia los Oscar?

-Hemos tenido la suerte de ganar alguno de los certámenes que califican para comenzar esa carrera y ahora estamos esperando si finalmente entramos en la famosa 'shortlist' de los precandidatos. Sabemos que es algo muy difícil.

-En el rodaje de 'Fishbone', sigue contando con la ayuda de otro de los realizadores alicantinos de referencia, David Valero. ¿Dónde reside la magia de ese tándem? Con él firmó, sin ir más lejos, otra cinta celebrada, 'El arca de Noé'.

-Somos del mismo pueblo y llevamos más de 20 años trabajando juntos y lidiando con muchas batallas. Nuestra productora Jaibo Films coprodujo su primer y multipremiado corto y la relación se ha mantenido hasta ahora. David es una pieza muy importante en nuestro equipo al igual de todos los profesionales que se han sumado al proyecto 'Fishbone'.

-Tiende al trabajo en equipo, lo que para algunos merma el grado de autoridad del director. ¿Qué ventajas le aporta esa manera de funcionar?

-El cine es un trabajo de equipo repleto de sinergias, aunque hoy en día se puede hacer cine en la soledad del autor. Creo que hay proyectos que necesitan esa colaboración. Y en 'El arca de Noé' se dio todo para que ocurriera, porque era la única forma de que fuera viable.

-Desde hace un tiempo, trabaja a caballo entre España y Estados Unidos. ¿Decidió dar el salto como una fase imprescindible para seguir creciendo?

-El salto a rodar allí surgió de un modo muy natural, y todo fluyó hacia esa dirección, pero, sin duda, está significando un crecimiento personal en todos los sentidos.

-'Fishbone', rodada en Nueva York y Tabarca, vendría a certificar esa extraña sensación que se tiene de desarraigo, cuando uno, por circunstancias de la vida, trata de sobrevivir lejos de su lugar de nacimiento, y retorna a los orígenes.

-Quizá un poco sí que tiene que ver con esa sensación. De hecho, la historia trata de una mujer que ha perdido completamente sus raíces. La película cuenta más cosas, pero también aborda esa sensación de que las señales están allí desde el principio, pero no las vemos porque estamos inmersos en nuestros pensamientos y no dejamos espacio para que la conexión con la naturaleza nos guíe en el camino.

-La también alicantina Saida Benzal da vida a la última niña nacida en Tabarca, que se ve obligada a retornar, desde Manhattan. Allí, evidentemente, vive muchos sentimientos encontrados, imagino, al interactuar con todo lo que supone la isla. Este espacio, Tabarca, ¿acaba convirtiéndose en un personaje más de la cinta?

-Efectivamente, la isla es un personaje más. En realidad, es la protagonista. Pero, de algún modo más profundo y mágico, la isla es ella.

-Es la tercera vez que rueda en la ciudad de Nueva York. ¿Qué está aprendiendo, a nivel personal y profesional, de su ya larga aventura norteamericana?

-Está siendo una gran experiencia vital a nivel personal. De algún modo, yo también estoy haciendo ese viaje para recuperar mis raíces, que me ha servido, sin ir más lejos, para conocerme a mí mismo, porque cada película habla mucho de nosotros mismos, de lo que en realidad eres consciente al hacerlas.

-¿Qué otros proyectos tiene entre manos? ¿Cómo va 'Jolene' y el desarrollo de Jaibo Films?

-Tenemos previsto rodar el próximo año 'Jolene', también, en Nueva York. Con Jaibo Films estamos con la producción de dos cortometrajes de jóvenes talentos alicantinos.

Fotos

Vídeos