Carmen Calvo niega amistad con Císcar pero admite que le regaló obras

La artista valenciana Carmen Calvo. / j. monzo
La artista valenciana Carmen Calvo. / j. monzo

La artista señala que uno de los obsequios se lo hizo porque no tenía dinero para comprarle un regalo de cumpleaños

A.RALLO / EP VALENCIA.

Carmen Calvo declaró ayer como testigo en el juzgado que investiga la gestión de Consuelo Císcar en el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM). Se da la circunstancia de que la exdirectiva del museo dispone de seis obras de la artista valenciana, que fue Premio Nacional de Artes Plásticas en 2013. Su declaración destacó por la falta de memoria, según fuentes judiciales. Apenas recordaba las cuestiones por las que se le preguntó. Admitió que dio dos regalos a Císcar, pero antes de que la mujer de Rafael Blasco llegara a dirigir el recinto cultural, es decir, previo a 1994. Los presentes fueron en la década de los ochenta y en los noventa. Llama la atención que uno de los obsequios fuera con motivo de un cumpleaños. La testigo declaró que no tenía dinero y decidió entregarle una de sus obras. Sin embargo, durante otro momento de su declaración, negó que tuvieran amistad. Dos afirmaciones que, en cierta medida, resultan contradictorias.

Tampoco ofreció explicaciones a la colección de sus obras que hoy conserva Císcar, aunque están bloqueadas por orden del juzgado de Instrucción y de la Audiencia de Valencia. Ella aseguró que no se las vendió. Y añadió que una artista no puede controlar todo el recorrido de sus piezas porque trabajan con galeristas, subastas... Una obra puede pasar de un propietario a otro sin que el autor tenga conocimiento. Durante el interrogatorio insistió en que es una artista de «reconocido prestigio» y no tiene por qué justificar a quién regala obras. Fuentes judiciales también comentaron que la artista se quejó de la presión de la prensa sin que trascendieran los motivos de estos reproches.

La magistrada sospecha que la exdirectora del museo -investigada por delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad documental- forzaba la exposición de estas obras en las muestras organizadas por el IVAM para que se revalorizaran; y mantiene que utilizaba a sus hijas y a su nieta para ocultar que ella era la verdadera titular de las piezas. Las obras de arte en cuestión son piezas de las colecciones particulares de la familia Císcar que habrían sido prestadas para ser expuestas en el IVAM por las hijas de la exdirectora como si fueran las supuestas propietarias. Desde el pasado mes de marzo, la exdirectora del IVAM tiene retirado el pasaporte y, por tanto, no puede abandonar el espacio Schengen.

La exdirectiva del museo tiene seis obras de la artista, bloqueadas por el juzgado

También declaró ayer como testigo la que fuera secretaria de una directiva del IVAM. Su testimonio resultó intrascendente para el avance de las pesquisas. La investigación sobre el recinto cultural todavía no está agotada. Císcar y su hijo se acogieron en su día a su derecho a no declarar.

Fotos

Vídeos