El CaixaForum de Valencia ya es realidad

El CaixaForum de Valencia ya es realidad
Jesús Signes

El centro cultural de 6.500 metros contará con dos salas de exposiciones, un auditorio y un restaurante

Carmen Velasco
CARMEN VELASCOValencia

Las buenas noticias se hacen esperar. El CaixaForum de Valencia ha cumplido esta máxima. Primero fue una idea, luego un edificio, el Ágora, y desde ayer un proyecto arquitectónico que se materializará en dos años. Empieza la cuenta atrás para que el noveno CaixaForum de España se convierta en realidad. A partir de 2020 el edificio de trencadís azul ideado por Santiago Calatrava albergará un centro cultural con dos salas de exposiciones, dos aulas polivalentes, un auditorio para 300 personas, un espacio familiar (con forma de nube), un restaurante y tienda-librería.

Las obras para acometer el diseño vanguardista ideado por el estudio Cloud 9, dirigido por Enric Ruiz-Geli, arrancarán el último trimestre del año. El arquitecto catalán ha sido elegido entre nueve proyectos. En la selección final se quedó una propuesta de un profesional valenciano. El presupuesto, ya conocido, se mantiene en 18 millones de euros.

Estos son los datos más significativos del proyecto que ayer dio un paso definitivo y contagió de euforia a sus impulsores. Tanto para la Generalitat como para la Fundación Bancaria la Caixa la materialización del proyecto cultural es el ejemplo de que «a veces las cosas salen bien», dijo Ximo Puig, quien aventuró que el CaixaForum de Valencia «será el mejor de todos los de España». La transformación del Ágora en el CaixaForum es «la historia de un éxito», matizó el presidente de la Generalitat.

El entusiasmo también inundó a los responsables de la entidad bancaria, quienes se refirieron al Ágora como un «espacio muy deseado», dijo Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación la Caixa. Con el proyecto cultural, el vacío del Ágora cobrará «vida», añadió Jaume Giró, director general de la Fundación.

El CaixaForum de Valencia, el último de la entidad catalana, se vestirá de vanguardia con la creación de «células vivas», es decir, con el diseño de seis áreas diferenciadas de arquitectura ligera en el interior del Ágora. Se ha descartado crear un edificio dentro de otro edificio. La superficie del inmueble son 4.400 metros cuadrados, pero con la intervención del estudio Cloud 9 se dispondrá de 6.500 metros al servicio de un «ecosistema cultural». Así, las salas de exposiciones estarán ubicadas en la parte central del inmueble de forma que crearán una gradería de madera. Encima se situará una «nube», es decir, un espacio polivalente destinado a ser un espacio familiar y educativo. En un lateral de esta célula, que se llama CaixaForum Familia, se instalará un muro de pantallas que servirá para proyectar vídeos y audiovisuales. En uno de los extremos se levantará el auditorio y en el otro, la recepción, la librería y las oficinas. Además, el restaurante, que tendrá entrada y salida independiente, ocupará un lugar privilegiado en uno de los laterales del edificio.

Este será el «esqueleto» que complete a la «ballena», en referencia al Ágora, según Giró, quien avanzó que el interior albergará una escultura de gran formato de un artista valenciano. La Fundación la Caixa abrirá un concurso para adjudicarla.

En el contenido el CaixaForum de Valencia no diferirá del resto. Cada año acogerá seis exposiciones, algunas serán inauguradas en el Ágora y otras habrán pasado antes por los centros de Madrid, Zaragoza, Sevilla o Palma, por citar algunas ciudades. Se centrará en cinco líneas programáticas: cultura del mundo, arqueología, arte clásico y moderno, arte contemporáneo, arquitectura y cine y multimedia. Abarcará todas las disciplinas con una mirada universal para atraer a todos los públicos. Durán no descartó cierta sensibilidad para realizar una «producción específica sobre la ciudad aprovechando un efeméride».

El Ágora viene a completar la oferta cultural de la ciudad del IVAM, Museo de Bellas Artes, Bombas Gens, Centro del Carmen, Palau de la Música y el Almudín, citó Durán. El objetivo de Obra Social la Caixa es colaborar con las instituciones culturales valencianos y puso el ejemplo del IVAM, cuya exposición ‘Construyendo nuevos mundos’ se exhibe hasta el 18 de febrero en el CaixaForum de Zaragoza.

Con la llegada del CaixaForum a Valencia se abre un contenedor para las piezas de «las prestigiosas colecciones» y de los museos del mundo más importantes, como el British Musuem, el Louvre o el MoMA, además de los fondos artísticos propios de la Fundación la Caixa.

Dar vida al CaixaForum Valencia, cuyo fin de obra está previsto para el último trimestre de 2020, será posible con alrededor de 100 personas, entre puestos de trabajo directos e indirectos (seguridad, mantenimiento, etcétera). De los trabajadores que saquen adelante el centro cultural de Valencia apenas una docena estarán en plantilla de la Fundación la Caixa, matizó Durán.

Más noticias del CaixaForum de Valencia

La institución bancaria tiene la cesión del uso del Ágora por 50 años y no paga canon a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Además de los 18 millones de euros que la institución invierte en vestir el Ágora, la Fundación la Caixa se ha comprometido a invertir cinco millones de euros para el mantenimiento, la programación y el funcionamiento del centro. Las obras para concluir Giró cerró la presentación agradeciendo el apoyo de dos personas «imprescindibles» en este proyecto y citó a Ximo Puig y a Isidro Fainé, presidente de la Fundacion la Caixa.

Fotos

Vídeos