Borja Collado y Jordi Pérez salen a hombros en la Feria de Algemesí

J. L. BENLLOCH ALGEMESÍ.

Borja Collado y Jordi Pérez, con dos orejas cada uno, abrieron ayer la puerta grande al término del festejo sin caballos celebrado en la Setmana de Bous de la localidad valenciana de Algemesí, donde Miguel Polope, que completaba la terna, paseó un trofeo a plaza prácticamente llena. Se jugó un encierro de Aída Jovani, de sobrada presencia y juego discreto.

La sorpresa corrió a cargo de Jordi Pérez, que actuaba como sobresaliente y logró los dos apéndices del único novillo que lidió. Salió a revientacalderas: dio cuatro o cinco faroles de rodillas, quitó con el capote a la espalda e hizo de todo con la muleta. Con el público volcado, coronó todo con arrucinas y manoletinas de rodillas, desatándose el delirio cuando mató de una estocada.

Collado anduvo muy dispuesto con el primero, al que saludó también de hinojos y logró ahormar su descompuesta embestida. Llegó a torear con templanza y buenas maneras. Con su segundo volvió a derrochar ganas, buscando el éxito con todo su alma. Cortó una oreja de cada uno tras matar de sendas estocadas.

Polope lidió por delante un novillo con dificultades, viéndosele firme y tranquilo. Toreó al cuarto con pausa y gusto, mostrando un corte de torero vertical y con personalidad.

Fotos

Vídeos