Bombas Gens, un museo glamuroso

Una sala de exposiciones de Bombas Gens Centre d'Art. ::
Una sala de exposiciones de Bombas Gens Centre d'Art. :: / Jesús Signes

Bombas Gens abre las puertas de sus imponentes naves con tres exposiciones y un amplio proyecto de mecenazgo y actividades sociales

VALENCIA.

Hay que ser tolerante con las tentaciones y ceder a ellas. El sábado 8 se inauguró Bombas Gens Centre d'Art, museo privado dirigido por Nuria Enguita. Quise estar allí. Lo hice con la ayuda de la línea 29 de la EMT. Al día siguiente repetí la visita. De ese modo viví las dos primeras jornadas de un museo que dará mucho que hablar, seguro que para bien. Grandes colas para entrar. Público diverso. Padres/madres con bebés en sus cochecitos -el arte, con la infancia entra-, diversas generaciones, críticos, artistas y una nutrida y satisfecha representación de vecinos del barrio. El estilo glamuroso de Bombas Gens levanta el ánimo. Personal amable en la recepción, expectación entre los visitantes y comentarios curiosos de gente poco habitual en los museos (una señora: «m'ha agradat, però és tot molt modern»).

Las rehabilitadas, hermosas e imponentes cinco naves originales de la empresa fundada en 1930 por Carlos Gens acogen tres exposiciones. 'Historias de Bombas Gens', en la Nave 0 hasta el próximo 14 de enero, relata con audiovisuales y fotos de Manolo Laguillo la trayectoria de este edificio decó diseñado por Cayetano Borso di Carminati. El actual Patronato de Bombas Gens lo preside José Luis Soler, con Susana Soler como vicepresidenta. El centro, a través de la Fundación Per Amor a l'Art, tiene un programa de mecenazgo en proyectos artísticos y actividades pedagógicas con instituciones educativas y grupos sociales para generar sinergias que estimulen el interés colectivo por el arte.

Bleda y Rosa

En las naves 1 y 2 -enormes, sobrias, con exigente protagonismo- se expone hasta el 19 de noviembre la muestra fotográfica 'Geografías del tiempo', de María Bleda (Castellón, 1969) y José María Rosa (Albacete, 1970), que reúne veinticinco años de trabajo, con sus series ('Prontuario. Notas en torno a la guerra y la revolución', 2011-2013; 'Origen', 2004-2008; 'Memoriales': Berlín, Washington, Jerusalén..., 2005-2010), y 'Campos de fútbol' (1992-1995). Ningún humano. Naturaleza y lugares urbanos contemplados con distancia y extrañeza. El paso del tiempo. Huellas del pasado. Fragmentos de la memoria. Bleda y Rosa obtuvieron en 2008 el Premio Nacional de Fotografía que concede el Ministerio de Cultura.

La colección

'¿Ornamento= delito?' (naves 3 y 4) propone una nueva mirada en la relación entre arte, abstracción y decorativismo. Comisariada por Nuria Enguita, la muestra despierta morbo. El morbo cultural es bueno: revela ganas de saber. Bajo el criterio de Vicent Todolí -exdirector del Museo Serralves (Portugal) y de la Tate Modern (Londres)-, Bombas Gens inició en 2010 su colección de fotografías y arte contemporáneo. La colección, aún en su primera fase, consta de más de 1.300 obras de unos 130 artistas. Magníficos los dos dípticos de Joan Cardells (grafitos sobre papel, 1990). Tulipas, desnudos femeninos y uno masculino de Mapplethorpe (años 80, con originales, copias de época y actuales). Sugestivo óleo ('Ramal', 2009, de 320x636) de Miguel Ángel Campano, artista que vivió en Valencia. Las obras con motivos florales superan claramente en número a las abstractas. Impresionan las 105 fotografías (1997) de Nobuyoshi Araki. Tres suntuosas flores rojas de Sicilia (1998). Imposible no reparar en el monumental s/t de Heimo Zobernig, 2012 (con exceso de color). Las creaciones (2016) en aluminio manipulado de Inma Femenía, herederas directas de la obra del valenciano Francisco Sebastián Nicolau. El maestro Richard Hamilton (obras de 1975 y 1984). La escultura 'FA EL 12', (1990), de Susana Solano. Bello y pionero micro-universo fotográfico (1952-1962) de Herbert W. Franke.

Una potente colección que no se agota con un par de visitas. Estará en cartel hasta el 25 de febrero de 2018.

Fotos

Vídeos