Bill Viola: «El vídeo es tan espiritual como un pincel, otra herramienta para llegar al alma»

Bill Viola. /Efe
Bill Viola. / Efe

Asegura que «la imagen en movimiento permite incorporar la dimensión del tiempo al arte»

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Dice Bill Viola (Nueva York, 1951) que hay una cadena que conecta las pinturas rupestres con el videoarte. Él es otro eslabón de esa milenaria tradición. Trabaja con la última tecnología digital, pero dice que el artista no debe dejarse «avasallar» por la técnica. Que espiritualidad y tecnología no están reñidas. Enfermo, con dificultades para expresarse, responde por escrito y auxiliado por Kira Pirov, su esposa y estrecha colaboradora desde los inicios de una carrera de cuatro décadas que el Guggenheim repasa ahora.

-¿Le agrada que le llaman 'el Caravaggio del videoarte' y le comparen con Giotto?

-Tengo mucho que agradecer a los artistas del pasado que me guiaron e influyeron. Giotto es uno de ellos. Cada nueva generación de creadores aprende del pasado. No podemos trabajar aisladamente. Nos basamos en el conocimiento de miles de años de expresión, una cadena que va desde las pinturas rupestres del Paleolítico hasta hoy.

-¿Se ha perdido en el siglo XXI la espiritualidad, que es la columna vertebral de su trabajo?

     -Todos los seres humanos tenemos un núcleo espiritual que a veces queda enterrado bajo el peso de la ignorancia. El arte es una manera de volver a conectar con este centro. La música es otro. En mi país cada vez más personas meditan y practican yoga, lo que conduce a la atención plena y la autoconciencia. Todo eso es parte de una espiritualidad viva.

Más información

-La tecnología y el vídeo ¿tienen algo de espiritual?

-De la misma manera que un pincel es espiritual. Son herramientas que pueden ayudar, pero no son la mano de quien las usa. Existe el peligro de perderte en el medio -la tecnología es muy seductora- y de olvidar el propósito de tu trabajo. No debes dejar que te abrume y te avasalle. Es esencial que la idea venga primero y seleccionar luego el medio para darle vida. La imagen en movimiento funciona para mí porque puedo usar miles de marcos para desarrollar una idea e incorporar la dimensión del tiempo.

-Si Goya hubiera tenido una cámara de vídeo ¿Lo habría preferido a la pintura?

-El artista utiliza las herramientas que su trabajo exige o que tiene disponibles en cada momento. Goya utilizó sus pinturas, dibujos y aguafuertes para exponer la corrupción y la violencia insensata de la guerra. Haría lo mismo hoy, sin importar el medio que usara. Incluido el vídeo.

-¿Puede hacer algo el arte en contra de la barbarie y la violencia cada vez más presentes?

-El arte es una ventana al alma. Te transporta a un mundo diferente, e inspira la creatividad en todos. El acceso al arte y la creatividad, que debe darse a una edad temprana, solía estar en el currículo de todas las escuelas de muchas culturas, porque inspira la identidad individual y es una vía de autoconocimiento. Pero, por desgracia, a menudo se considera una actividad peligrosa y subversiva y se prohibe, o se recorta en los programas escolares pretextando falta de fondos. La práctica artística se incentiva ahora en las prisiones de EEUU, donde ayuda a cambiar las vidas de los reos.

-¿Le gustaría exhibir de forma permanente en el Prado sus vídeos junto a Zurbarán, Velázquez, Goya o Ribera?

-¡Qué honor sería! Es bueno mostrar el arte nuevo junto al del pasado, porque todo el arte es contemporáneo. Juntar obras separadas por cientos de años crea un diálogo que resuena a través de la historia y cierra esa brecha.

-¿Dónde imagina sus vídeos dentro de tres siglos?

-No puedo imaginar lo diferente que será nuestro mundo entonces. Tal vez no cambie demasiado, pero a la velocidad con la que todo se mueve hoy, es difícil saberlo. Tal vez la lucha por sobrevivir no deje espacio para el arte. Pero estoy seguro de que la creatividad humana siempre sobrevivirá. Es parte de nuestra esencia.

-¿Bill Viola es un artista místico?

-Que lo decida el espectador. A menudo la inspiración viene de mis lecturas de textos de los místicos sufíes, budistas o cristianos, pero es solamente un punto de partida. No creo que su influencia sean tan visible, excepto en las pocas piezas que hice cuando creaba la serie 'Pasiones'.

-Que le copien ya como un clásico ¿Es un peso o un orgullo?

-No veo muchos trabajos de vídeo nuevos, pero me alegro si otros artistas emergentes se embarcan en una senda similar a la mía. Encontrarán su camino. Es bueno ser guiado por algo que te inspira. Lo hice cuando era un joven artista.

-Aire, tierra, fuego y agua son cruciales en su labor, pero el agua en espacial. ¿Por qué es tan importante este elemento?

-El agua representa muchas de las experiencias de la vida. Ha sido durante siglos una metáfora de la limpieza, del bautismo, de la vida, de la muerte y del lugar intermedio ambas. Puede ser a la vez calmante y violenta, y es a veces un umbral o un medio para la transformación.

-¿Internet es bueno o malo para el videoarte?

-Algunas obras se hacen para Internet, y pueden tener éxito. Pero con mi trabajo solo veo copia alteradas y que no son buenas. Es como mirar un libro de pinturas que alguien ha coloreado de manera diferente en lugar del lienzo. La intención original se pierde.

-Su pasión por la técnica le llevó al vídeo. ¿Nunca le ha desencantado?

-Siempre me entusiasmó la tecnología del vídeo y su potencial como herramienta de expresión. A medida que crecía como artista, dispuse de nuevos sistemas y de una paleta más amplia, de una extensa gama de pantallas y proyectores para mis obras. Pero todavía uso algunas cámaras más antiguas por su particular calidad que el nuevo hardware digital ha perdido.

-¿Qué reacción espera de su público?

-Que sea muy positivo. Pero, sobre todo, que se tome el tiempo para sumergirse en un mundo diferente al que está fuera de las paredes del museo.

Fotos

Vídeos