Segunda vida para la Mostra de Valencia

Segunda vida para la Mostra de Valencia
J. SIGNES

El Ayuntamiento recupera con 375.000 euros el festival siete años después de su desaparición

Noelia Camacho
NOELIA CAMACHOValencia

Ni Valencia, ni el cine, ni la cultura actual es igual que en los años 80. En ese momento, nació en la capital del Turia la Mostra de València Cinema del Mediterrani, cuya intención era convertirse en un punto de encuentro audiovisual y social a ambas orillas del mar Mediterráneo.

Casi cuatro décadas después, los usos y consumos de ocio tampoco son los mismos. Las gran pantalla ha perdido espectadores y los festivales audiovisuales se abren a nuevas tendencias para diversificar su oferta cultural. La ficción de TV, las webseries, las redes sociales... Todo ha cambiado. Pero el Ayuntamiento de Valencia ha decidido resucitar el proyecto original de la Mostra de los años 80. Gracias a 375.000 euros de presupuesto, el consistorio anunció ayer que rescata el festival de cine, que desapareció abruptamente en 2011. La Junta de Gobierno Local aprobó recuperar y dotar de dinero a la Entidad Pública Empresarial Mostra de València e Iniciativas Audiovisuales para que el certamen regrese a la oferta cultural de la ciudad regrese a la cartelera el próximo mes de octubre. Así lo aseguró ayer a LAS PROVINCIAS la concejala de Cultura, Glòria Tello. Su previsión es que en octubre de este año tenga lugar la primera edición de la resucitada Mostra de Valencia.

Una segunda vida para un certamen que murió en 2011. La crisis económica se la llevó por delante, alegó la entonces alcaldesa Rita Barberá. Lo anunció un día después de que este periódico publicara unas declaraciones del que fue su último director, Salomón Castiel, en las que aseguraba que se dedicaba a la cita cultural de la capital del Turia en sus «ratos libres». Aunque la Mostra no era lo que fue cuando se canceló. Tras años de esplendor, pasó por luego por un periodo de indefinición. El certamen, que trajo a grandes figuras a la ciudad a golpe de talonario (Andy García, Sofia Loren, Ornella Mutti, Gerard Depardieu, Lauren Bacall, Joan Collins, Catherine Deneuve, Don Johnson, Andie McDowell o Christopher Lambert, entre otros), fue decayendo y mutando en una cita que acabó apostando por el cine de acción. Nada volvió a ser como en las décadas doradas de las primeras décadas de vida. Hace siete años desapareció.

Pese a su final, un grupo de personalidades de la sociedad civil valenciana se agruparon en una asociación que impulsó la Mostra Viva del Mediterrani en el año 2013. Intentó recuperar el espíritu original de la cita como espacio no sólo del cine sino de la música y la literatura a ambas orillas del Mediterráneo. La cita, además, nació como reacción al cierre del festival por parte del Partido Popular. Con la llegada del tripartito al Ayuntamiento y del PSPV y Compromís al Consell, las instituciones públicas comenzaron a apoyar Mostra Viva e incluso a subvencionarla. En la última edición percibió 20.000 del Ayuntamiento y 60.000 de la Generalitat.

Ahora, según la propia Tello, esa asociación «está de acuerdo» con incorporarse en la Mostra de Valencia. La intención es contar, «a través de un convenio o de su integración en el comité asesor» del certamen con muchos de los responsables que, durante cuatro años, pusieron en pie el evento cultural. «De algún modo seguiremos colaborando», afirmó la concejala.

Ahora, la nueva (o vieja) Mostra de Valencia nace con 375.000 euros de presupuesto, de los que 175.000 se dedicarán al personal necesario para su desarrollo. «Aún no está definida la plantilla ni los nombres. Tenemos que crear el equipo», aseveró la edil. Será capitaneado por un director o coordinador artístico que no será elegido mediante concurso público. «Posiblemente habrá algún otro programador y reforzaremos los perfiles técnicos con funcionarios del Ayuntamiento», confirmó Tello a este diario.

El primer paso ha sido retomar y dotar de presupuesto a la Entidad Pública Empresarial Mostra de Valencia e Iniciativas Audiovisuales. Son 375.000 euros de los que, además, saldrán 25.000 para premios, otros 35.000 para los derechos de las películas que se vayan a exhibir o 12.000 para sufragar los viajes de las personalidades invitadas a Valencia. A la celebración de las diversas galas se destinarán 5.500 euros mientras que para encontrar las salas donde proyectar los filmes se gastarán 45.000 euros. Estas son algunas de las previsiones que manejan desde el Ayuntamiento. Aunque en el Consistorio han comenzado a surgir las críticas. Para la edil de Ciudadanos, Amparo Picó, su formación va a estar muy alerta con las contrataciones para que «la Mostra no se convierta en una agencia de contratación» del tripartito.

Desde su fundación, el festival ha copado titulares que han ido más allá del carácter cultural y artístico del certamen. De las grandes estrellas de Hollywood se pasó a los escándalos. Su último director dijo que se dedicaba a ella en sus ratos libres, pero una de las concejalas que lo tuteló, María José Alcón, está siendo investigada en una pieza separada del caso Imelsa por supuestas irregularidades en la organización de la 27 edición del evento.

No obstante, y de nuevo a golpe de presupuesto -aunque muy alejado de los 1,7 millones con los que contó la última Mostra en 2011- el Ayuntamiento resucita un proyecto que vuelve a mirar al Mediterráneo.

Temas

Cine

Fotos

Vídeos