Las ayudas teatrales del Ayuntamiento, en la diana

La Concejalía de Acción Cultural otorga valoraciones mínimas a compañías y teatros con mayor veteranía

N. CAMACHO VALENCIA.

¿Puede una obra que salvo el título se desarrolla íntegramente en valenciano obtener menos de un punto sobre diez en el criterio del empleo de la lengua vernácula de la Comunitat? Si la trayectoria de un espacio se valora a la hora de recibir una subvención, un proyecto con más de tres décadas de recorrido, ¿merece sólo dos puntos sobre diez? Una producción, avalada por festivales de referencia, ¿merece un cero en creatividad? Estos son algunas de las puntuaciones obtenidas por las compañías valencianas que optaron a las ayudas públicas de la concejalía de Acción Cultural del Ayuntamiento de Valencia.

La evaluación de los criterios objetivos en la resolución de algunas de las propuestas escénicas sitúan a las subvenciones que dependen de la edil María Oliver en el punto de mira. Así, un proyecto escénico de Olympia Metropolitana, que además del teatro de la calle San Vicente desempeñan la producción teatral, obtuvo dos puntos sobre diez en el apartado de trayectoria. La empresa tiene más de tres décadas de carrera y logró dos puntos sobre diez.

Algo similar ocurrió con otra producción de la compañía Taiat Dansa. En su caso, con cerca de veinte años de trabajo a sus espaldas, sólo obtuvieron un uno sobre diez en lo que se refiere a su trayectoria. En su proyecto, hay otros aspectos en los que son valorados con un cero. Así, el montaje que reivindica el papel de la mujer en el arte es premiado con un cero en el apartado de aportación social y otro cero en el de creatividad. Una de las propuestas escénicas de Espacio Inestable, que salvo el título, el desarrollo del montaje se realizaba en valenciano, recibió por parte de la comisión evaluadora un uno sobre diez en la categoría de empleo de valenciano.

Esta situación genera malestar en el sector de las artes escénicas. «Son criterios muy ambiguos. Si se quiere apostar por una valoración totalmente subjetiva que se haga, pero ha de afectar a todos los criterios», sostienen algunos de los afectados a este periódico. «No se valora el proyecto que tiene un fin empresarial», aseguran otros profesionales de las artes escénicas valencianas.

Las ayudas de la concejalía de Acción Cultural están en la diana. No sólo por haber eliminado las subvenciones al mantenimiento de las salas privadas sino por los criterios adoptados a la hora de otorgarlas, sobre todo aquellos que no son subjetivos como puede ser el proyecto en sí, sino que obedecen a cuestiones cuantitativas. En algunos casos, además, las compañías presentaron alegaciones al resultado que, según aseguran a LAS PROVINCIAS, ni siquiera llegaron al comité encargado de puntuar los proyectos. «Recibimos una respuesta totalmente telemática», afirman estas mismas fuentes.

El sector teatral valenciano ha alzado la voz contra las políticas llevadas a cabo por el Ayuntamiento. A la crítica de la Associació d»Empreses d'Arts Escèniques del País Valencià (AVETID), quien censuró la eliminación de las subvenciones al mantenimiento de las salas privadas, y las de compañías de la ciudad como la propia Taiat Dansa, que hace una semana cargó contra «el rumbo que está tomando Acción Cultural» y «los criterios a la hora de establecer qué entidades reciben ayudas económicas son cuestionables», se sumó el pasado miércoles la del empresario Enrique Fayos, quien pidió a la concejala María Oliver que «escuche al sector y no sólo a sus asesores». Fayos lamentó la falta de comunicación con Oliver y censuró que los teatros sean considerados «ocio en lugar de cultura».

LAS PROVINCIAS contactó ayer con Oliver para conocer su respuesta ante las acusaciones de los representantes del sector. La concejala no quiso valorar las afirmaciones de Enrique Fayos aunque negó la falta de comunicación con los profesionales. «Hasta que no sepa en que se basan sus críticas no las puedo valorar», afirmó a este periódico.

Es más, se mostró «dispuesta» a reunirse con los profesionales que se lo pidan y aseveró que las ayudas «se consensuaron con el sector». En este sentido, insistió en que «escuchamos a todas las asociaciones de teatro, circo y danza». Oliver se reafirmó en que se han incrementado las partidas presupuestarios y que en 2018 llegarán a 500.000 euros en ayudas.

Más

Fotos

Vídeos