El arte que se esconde detrás del velo

Las fotografías de Shadi Ghadirian se podrán ver hasta el 1 de abril. / damián torres
Las fotografías de Shadi Ghadirian se podrán ver hasta el 1 de abril. / damián torres

La fotógrafa iraní Shadi Ghadirian exhibe una retrospectiva en el Centro del Carmen

EFE VALENCIA.

La fotógrafa iraní Shadi Ghadirian presentó ayer en el Centro del Carmen de Valencia 'Com tots els dies', una retrospectiva de su obra en la que la artista refleja el papel de la mujer en la sociedad iraní y su lucha contra la censura.

La exposición fotográfica, que permanecerá abierta hasta el 1 de abril, muestra los trabajos de esta reconocida artista internacional desde sus inicios en los años noventa a la actualidad y en los que siempre ha mostrado un espíritu crítico con la situación de la mujer en su país.

Durante la presentación, Ghadirian aseguró que todos los creadores de su país conocen cuáles son «las líneas rojas» en la censura, como las críticas políticas directas o mostrar a mujeres sin velo, pero ella utiliza recursos como el humor y la ironía para bordearlas.

Afirmó también que la mejor manera de cambiar la sociedad es «enseñar a los niños cómo deberían comportarse», más que centrarse en promover campañas que, en el caso de Irán, «no funcionan».

La retrospectiva que se presenta en Valencia hace un repaso por los seriales fotográficos más controvertidos de la autora, como es el caso de 'Qajar', la muestra con la que se dio a conocer en occidente a sus 24 años y que ha sido exhibida en el British Museum de Londres o el Centro Pompidou de París, entre otros. Esta serie pretende retratar la forma de vida de la mujer iraní actual en contraste con el periodo histórico de Qajar. «Aceptamos la modernidad pero también queremos nuestra tradición», explicó la autora.

Otro de los seriales es 'Like Everyday', una crítica al rol de la mujer iraní que todavía sigue presente, ya que muestra como se la ve en el plano doméstico con los burkas.

'West by East' es el primer trabajo que Shadi Ghardian hizo por pedido, encargado desde Barcelona y centrado en la censura ejercida por el gobierno iraní. Se trata de una serie de imágenes de féminas en las que tacha con rotulador determinadas partes del cuerpo para representar la censura que todas las revistas que se envían desde occidente sufren a su llegada a la oficina de correos de Irán.

Con 'Ctrl+Alt+Del' muestra cómo la tecnología se introduce en el ámbito doméstico, mientras que con 'Nil Nil' enseña cómo se vive el conflicto bélico en Irán y cómo se introduce en el ámbito doméstico. 'Miss Butterfly' supone una especial relevancia para la autora, ya que esta colección fotográfica la hizo en un periodo de confinamiento en su casa por miedo a ser arrestada tras la celebración de elecciones y las posteriores revueltas.

El director del Consorcio de Museus de la Comunitat Valenciana, José Luis Pérez Pont, comentó que la exposición muestra «la cara B» de la sociedad iraní y «pone a las mujeres iraníes en fuerte contraste con lo que habitualmente se muestra en los medios occidentales».

«Lo que ha hecho que la obra de Ghadirian sea impactante para occidente es el hecho de mostrar que los problemas de una mujer en Irán a nivel doméstico, social o en el amor son universales», destacó el comisario de la exposición, Mario Martín.

Fotos

Vídeos