Arte contemporáneo entre restos visigodos

El nuevo museo de Riba-roja de Túria, situado en un castillo, busca su hueco en la oferta cultural valenciana | El espacio, con un presupuesto de 70.000 euros, pide proyectos a los creadores y quiere vincularse con centros como el IVAM y la Fundación Bancaja

NOELIA CAMACHO

En un castillo del siglo XIII, en el que se conservan restos arqueológicos de doscientos años antes, situado en un enclave recién restaurado y rodeado de casas, locales y la vida propia de un municipio, así es el nuevo museo al que sumar a la lista de centros artísticos de la provincia: el Espai d'Art Contemporani 'El Castell' (E CA) de la localidad de Riba-Roja de Túria.

Hace escasos meses, el pleno del Ayuntamiento del municipio, a propuesta del grupo Ciudadanos, decidió reconvertir algunas salas de este espacio en una entidad que iba a apostar por el arte moderno y por dar oportunidades a los creadores emergentes -y a los consolidados- para exponer en un antiguo castillo que, sin embargo, también es un museo de cerámica, de restos arqueológicos y salvaguarda el legado que los visigodos dejaron en la ciudad. Concretamente, el castillo alberga el Museo Visigodo de Pla de Nadal (Mupla ), que muestra la historia de este excepcional conjunto palatino mandado construir por Teodomiro, duque de la Cartaginense, después de la llegada de los árabes en el 711, y el Museo de Cerámica (MUCA), que custodia una colección de piezas de los siglos XIV, XV y XVI, recuperadas durante las excavaciones arqueológicas realizadas en el castillo.

En este entorno, lleno de vestigios de la historia, nació el E CA hace escasas semanas. Su intención principal es encontrar su hueco en la cultura valenciana y «descentralizarla». «No todo van a ser las propuestas de las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o, en nuestro caso, Valencia. Los municipios también pueden erigirse en focos de creación y atracción de público para disfrutar del mejor arte contemporáneo», asegura a LAS PROVINCIAS el artista y concejal del Consistorio, Francisco Caparrós, convertido en el coordinador y dinamizador del espacio.

Con un presupuesto de apenas 70.000 euros, el 'castell' de Riba-Roja de Túria ha destinado tres de sus salas al arte moderno, el resto se dividen entre el arte visigodo y los restos cerámicos. La muestra del valenciano Toni Cucala, 'Vigilias', ha sido la encargada de inaugurar el nuevo museo. Pero tras ella, llegarán muchas más. Es lo que prevé el propio Caparrós, quien se ha convertido en el alma de un proyecto que, no obstante, mira al futuro.

Próximamente, cuenta el también artista, presentarán la página web del E CA donde se abrirá la puerta a que distintos creadores presenten sus proyectos para que puedan ser exhibidos en el centro artístico. «Primará la calidad», argumenta, ya que su empeño es que el museo se sitúe entre los centros artísticos de referencia de la provincia.

No será él el que elija la oferta cultural de la institución. Porque si con algo cuenta este nuevo museo es con un Consejo Asesor que, de manera altruista, asesora para configurar la programación. Lo forman el crítico de arte y catedrático de Estética de la Universitat de València, Román de la Calle; el artista y profesor de la Facultad de Bellas Artes de Valencia, José Sanleón; el decano de la Facultad de Bellas Artes de Valencia, José Luis Cueto; el coleccionista y expresidente de la Fundación Cañada Blanch, Carlos Pascual de Miguel; el asesor cultural del Ayuntamiento de Alfafar, Enric Gómez; y el arquitecto, experto en arte y presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón. Con este último, Caparrós ya ha iniciado los contactos para que la entidad valenciana colabore con el E AC. Pero los responsables de este centro no quieren quedarse ahí. Estos días también van a reunirse con el director del IVAM, José Miguel G. Cortés, para iniciar contactos. «La intención es vincularnos con otros museos. Poder exponer aquí los fondos de otras entidades y buscar nexos de unión», afirma el coordinador.

Sin embargo, el espacio se queda pequeño para las previsiones que manejan desde el Ayuntamiento. Pese a que apenas llevan unas semanas abiertos al público, en la agenda del E CA está la de ocupar todo el castillo y trasladar los fondos arqueológicos a un edificio contiguo. «Es sólo un proyecto, pero nos permitiría albergar exposiciones con obras de gran formato. Como ejemplo, una galería internacional nos ha propuesto una muestra comisariada por Barbara Rose, pero no la podemos instalar porque las creaciones son muy grandes. También podríamos contar con un espacio de almacenaje y otro lugar para que descarguen los camiones que traigan las obras», confiesa Caparrós.

Pese a que puede que las tres estancias dedicadas al arte contemporáneo de las que consta el nuevo museo parezcan insuficientes, lo cierto es que estas salas son muy características. Una de ellas, por ejemplo, está situada en las que eran las antiguas mazmorras del castillo. Una pequeña puerta conduce al habitáculo, que en la actualidad alberga las obras de la muestra 'Vigilia' de Toni Cucala.

Otro recoveco pertenece a la torre, lo que permite que en ella puedan colgar las obras que, finalmente, se seleccionen para instalarse en el E CA. Asimismo, la primera muestra que cubre las paredes del espacio también ha servido para que los responsables del museo adecuen el espacio a las necesidades de las piezas. Es decir, en los próximas días se van a acometer mejoras en otra de las salas para tapar las ventanas, ya que la luz natural no es beneficiosa para las creaciones contemporáneas que en la actualidad se pueden visitar. «También se va a instalar el sistema de seguridad, vamos a añadir más luz y se va a crear una página donde acceder a toda la información», cuenta el coordinador del enclave cultural.

La próxima exposición que llenará estas tres salas del nuevo museo correrá a cargo del artista y diseñador Pepe Gimeno, quien también ha sido el artífice del diseño del logotipo del E CA. Su obra llegará el próximo 5 de julio y sorprenderá a los visitantes del centro con nuevas creaciones.

Después, será el Consejo Asesor el que elija las exhibiciones que conformarán el grueso de la programación del museo. No obstante, en el horizonte del E CA no sólo está la exposición de las propuestas de los artistas, sino que también se organizarán talleres y actividades rencaminadas a la sensiblización hacia el arte contemporáneo; la celebración de conferencias, presentaciones y mesas redondas sobre temas de actulidad cultural; y la puesta en marcha de conciertos y otros actos relacionados no sólo con el arte sino también con la filosofía, el diseño y la tecnología.

Modernidad y tradición se dan cita en un castillo, rebautizado como E CA, que demuestra que el arte contemporáneo puede dialogar con los vestigios de la historia.

Próximas actividades

Fotos

Vídeos