Ana Rosa la lía

Ana Rosa la lía
Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

Cuando nadie la esperaba llega Ana Rosa y la lía. Es cierto que el de AR hace tiempo que no es un programa dedicado al corazón y al 'reality' y que la actualidad vinculada a los sucesos y la política ha ido ganando peso en los últimos años (lleva desde 2005 en antena). Pero nadie lo considera una referencia informativa y menos con el tema catalán, del que la cadena en que se emite -Telecinco- ha estado bastante distanciada. O al menos en comparación con otros canales.

En términos de audiencia la emisora que mayores réditos ha conseguido hasta el momento de la crisis catalana ha sido La Sexta, que ha ofrecido una cobertura absoluta desde el 1 de octubre. Ferreras, en las mañanas, ha mejorado sus datos y se ha convertido en una de las voces más seguidas en el relato de conflicto. También ‘Espejo publico’ ha rascado décimas y eso le ha llevado a ampliar su duración. En octubre superó incluso a su rival, Ana Rosa, y en los meses posteriores se le ha quedado muy cerca. Esta situación ha provocado que haya gente dispuesta a arrebatarle su corona de reina matinal. Y ella no es de perder nada, y menos la corona.

Por eso ayer dio un golpe sobre la mesa y demostró que le queda reinado para rato. Que quien tuvo retuvo. “Esta es una de las exclusivas profesionales más grandes que yo he dado en mi carrera profesional. Algo que hace temblar los cimientos del 'procés'. El sueño de la República se ha desvanecido”, decía ella ayer rotunda al comenzar el programa. Se hizo de rogar. Buena es ella. Tardó casi hora y media en sacar los mensajes de Puigdemont. Había conseguido una exclusiva de la que iba a hablar todo el mundo. Y eso es algo que cualquier periodista ansía.

Más información

Los de 'Las mañanas de Cuatro' la llevaron a su plató para rendirle pleitesía. Los de La Sexta la jalearon y defendieron la validez de la forma de conseguir los mensajes. Y hasta Susana Griso tuvo que hincar rodilla, citarla y terminar hablando de la exclusiva de su competidora. “Esta mañana en otra cadena en el programa de la competencia ha aparecido un mensaje...”, señalaba a regañadientes Albert Castillón en un principio. “Al César lo que es del César”, terminó claudicando Griso, atribuyendo las fuentes a su rival. Qué buen día para Ana Rosa. Si ya de por si se quiere ayer se quería mucho más. “Es una de las mayores exclusivas de mi carrera”, afirmaba refiriéndose al asunto, que calificó de ‘scoop mundial’. Exagerada no es casi... “Puigdemont es un cadáver político”, sentenció Ana Rosa, que gana enteros en Telecinco después de haber convertido a la emisora en referencia ayer. Ana Rosa I de España, que ahora tiene un programa de 5 horas, mantuvo un excelente 18% de cuota de pantalla durante toda la mañana y confirmó que sus rivales deberán esperar. El trono tiene dueña.

Fotos

Vídeos