La ampliación del IVAM, un plan fallido desde hace más de una década

Maqueta del proyecto del estudio SANAA para la ampliación del IVAM. / lp
Maqueta del proyecto del estudio SANAA para la ampliación del IVAM. / lp

No prosperó el proyecto de la piel, ni la alianza con las Naves. El museo tiene ahora premura por abrir una subsede en Valencia por su 30 aniversario

C. VELASCO VALENCIA.

Hubo una época en que los grandes proyectos fructificaron. Ahí están los edificios de la Ciudad de las Artes o el Veles e Vent como ejemplos. La ampliación del IVAM no corrió la misma suerte, pese a que el 19 de febrero de 2003 se presentó oficialmente. El proyecto era una estructura que recubría el inmueble dejando pasar la luz y el aire (a través de miles de ojos de buey) y la creación de nuevos espacios. Con esta iniciativa Valencia podría haber tenido un premio Prikzer, pero la idea de los arquitectos japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa no prosperó. La 'piel' del IVAM no tomó cuerpo. Cualquier iniciativa de envergadura necesita del impulso político y del apoyo económico para que se materialice. En el caso de la creación del estudio SANAA fallaron ambas.

En aquella época el proyecto arquitectónico, que ganó el León de Oro de Venecia en 2004, se tasó en 45 millones de euros, cifra que hoy se duplicaría. La ampliación del IVAM coincidió en el tiempo con la apuesta del Consell, entonces presidido por Francisco Camps, por el Palau de les Arts. Los esfuerzos económicos se centraron en el nuevo auditorio. La piel se deshizo.

La propuesta de SANAA se presentó bajo el mandato de Kosme de Barañano, quien fue relevado por Consuelo Císcar en 2004. Durante la gestión de la exdirectora, la ampliación del centro artístico no fue una prioridad. La piel se desvaneció.

Císcar abandonó la institución de Guillén de Castro en 2014 y fue sustituida por José Miguel G. Cortés, que accedió a la dirección tras un concurso público. El proyecto ganador de Cortés, que se puede consultar en la web del IVAM, se centró en la programación artística, el fortalecimiento de los fondos, la recuperación del prestigio de la colección y el posicionamiento del museo respecto a otras pinacotecas. No figura la ampliación en el plan de Cortés, pero la situación cambió hace un año.

Más allá del contenido

Afianzar el cambio del IVAM no sólo pasaba por tener un discurso expositivo propio, sino por extenderse. En mayo de 2016 LAS PROVINCIAS avanzaba que la Conselleria buscaba abrir subsedes en la provincia de Alicante y Castellón.

El 31 de noviembre de 2016, el president de la Generalitat, Ximo Puig, anunció que el Centre d'Art d'Alcoi (CADA) se convertiría en una subsede de la pinacoteca valenciana. El edificio está a la espera de ser adecuado. La delegación alicantina del IVAM no tiene fecha de apertura.

Cortés no eligió el CADA, pero sí se fijó en las Naves como espacio para complementar la oferta cultural del IVAM, como publicó LAS PROVINCIAS. Tampoco prosperó. El convenio de colaboración se enquistó dado que el centro municipal inició una deriva que aún perdura (el teatro de Espai Mutant está cerrado desde hace casi un año).

La alianza con las Naves no prosperó. El último intento por abrir el IVAM a la ciudad pasa por el MuVIM. El director del museo de la Diputación, Rafa Company, tildó la posibilidad de «OPA hostil neoliberal de un museo hermano». Se opone a sacrificar el proyecto del MuVIM, pero no se cierra a transferir la titularidad del espacio al Ayuntamiento o a la Generalitat. Cortés guarda silencio sobre el conflicto abierto mientras observa cómo el solar trasero (reservado para la ampliación del edificio) aún no se ha convertido en Pati Obert. No hay fecha para abrir este jardín artístico.

Desde hace más de una década el IVAM aspira a crecer, pero no lo consigue. La historia de la expansión del museo valenciano tiene varios capítulos fallidos. Ahora se impone la premura de la ampliación para celebrar el 30 aniversario del centro.

Fotos

Vídeos