Las Provincias

Moncho Borrajo llega al Olympia con '¡Madre mía, cómo está España!'

Moncho Borrajo llega al Olympia con '¡Madre mía, cómo está España!'
/ IRENE MARSILLA
  • «Me meto con el poder establecido», como los políticos o los personajes de la prensa rosa, ha confesado el artista

El cómico Moncho Borrajo presentará del 8 al 11 de junio en el Teatro Olympia de Valencia su espectáculo '¡Madre mía, cómo está España!', con motivo de los 45 años que lleva trabajando. Se trata de una nueva propuesta en la que el showman sigue "metiéndose con el poder establecido", como los políticos o los personajes de la prensa rosa, entre otros.

Así lo ha aseverado el artista en una rueda de prensa ofrecida esta martes. Borrajo ha recalcado que vuelve a Valencia para "hacer reír, emocionar, improvisar, ser tierno, payaso, políticamente incorrecto y un manipulador de sensaciones". "Me gusta el teatro porque consigo que se enfaden, que lloren, que se rían, en un espectáculo de dos horas", ha asegurado.

'¡Madre mía, cómo está España!' celebra los 45 años que Moncho Borrajo lleva en el mundo del espectáculo y está dirigido "a gente de su edad" y personas que, como él, son "políticamente incorrectas".

Así, ha puesto como ejemplo que opinará sobre personajes de la política, como Mariano Rajoy, Pablo Iglesias o Esperanza Aguirre, así como de la información de sociedad, como Belén Esteban, ha citado.

Igualmente, no se librarán de sus críticas las medidas tomadas por el Gobierno o el monumento inaugurado en Zaragoza en homenaje a las mujeres víctimas de la violencia machista. "¿Y me ponen a una mujer de rodillas?", se ha preguntado.

Ha avanzado que la improvisación estará presente durante todo el espectáculo, como un momento en el que escogerá cuatro palabras del diccionario y hará un rap con ellas. Para finalizar, se convertirá en un "payaso final", hablando de la memoria histórica y riéndose de "sí mismo".

"Consigo que la gente llore, se emocione o les doy una patada los 'kiwis' durante dos horas, espero", ha señalado Borrajo, que ha insistido en que le encanta ser un "manipulador de sensaciones del espectador", ha ilustrado.

Al respecto, ha asegurado que el espectáculo le ha enseñado a "hablar más lento, hacer silencios, a decir una cosa y hacer un gesto contrario y a reírme de mi mismo", ha añadido.

Valencia es "su vida"

Borrajo ha subrayado su amor por Valencia. "Es mi juventud, es mi vida, he participado de una lucha muy impresionante, cuando no había la problemática de la lengua, luchas tontas", ha señalado.

"No soy fallera mayor porque no me pueden poner los 'moñetes', pero cuando escucho el Himno de Valencia se me ponen los pelos de punta", ha concluido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate