Las Provincias

El Centro del Carmen reserva un año una de sus salas para reflexionar sobre la ecología

  • El proyecto 'Reinventar lo posible. Accionar lo imaginable' se sirve de las obras de siete creadores para «contaminar» de experiencias el museo

Un paseo subterráneo, un taquígrafo que copia los escritos de una red social, la relación entre las plantas y las hojas de los periódicos, una palmera entre espejos que se mueve a motor... Estas son algunas de las piezas que componen la muestra 'Reinventar lo posible. Accionar lo imaginable', el proyecto que desde hoy pasa a ocupar de forma permanente durante un año la sala Carlos Pérez del Centro del Carmen de Valencia.

Es la primera de las cuatro propuestas que el comisario Juan Luis Toboso ha preparado para reflexionar sobre la ecología, la naturaleza y el futuro. Se trata de 'Un inmenso juego de energías', una exhibición con siete creaciones de siete artistas nacionales e internacionales. Las obras de Ursula Biemann, Pedro Neves Marques, Marco Ranieri, Milena Bonilla, Lorenzo Sandoval, Pedro Barateiro y Moisés Mañas configuran un diálogo entre sí que invita al espectador a entrar dentro del debate ecológico y a «contaminarse de experiencias» en torno al medio pero también en lo relacionado a la economía, la política y la filosofía.

Inspirado en gran parte por el texto publicado en la década de 1980 por Félix Guattari y titulado 'Las tres Ecologías', este conjunto de exposiciones introduce al público en el pensamiento de las problemáticas ambientales en relación a las formas de vida y de la sociedad contemporánea. Toboso es el capitán de este barco de propuestas sorprendentes que se sirven desde el vídeo, la instalación, la escultura e, incluso, las propias raíces de los árboles para configurar un discurso en el que no se trata de buscar respuestas a esos problemas sino de «sembrar preguntas».

Toboso ha sido el elegido en la convocatoria pública lanzada desde el centro de artes para optar a la programación de un espacio durante 365 días. Concretamente, la estancia elegida es la que está dedicada al crítico de arte valenciano Carlos Pérez. «La duración del proyecto te permite convertir este comisariados, que en otros centros puede durar unos dos meses, en una residencia artística. No es lo habitual ya que solemos trabajar en proyectos fugaces», afirmó.

Para el director del Consorcio de Museos, José Luis Pérez Pont, esta muestra es el ejemplo del nuevo rumbo que está tomando el museo de abrir sus puertas al arte contemporáneo. «Este tipo de discursos abren las puertas a los artistas emergentes», aseguró.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate