Las Provincias

Bernardo Carrión: «Las personas más peligrosas son las que ya no tienen nada que perder»

Bernardo Carrión, autor de 'Sinpiedad'. :: damián torres
Bernardo Carrión, autor de 'Sinpiedad'. :: damián torres
  • El periodista publica 'Sinpiedad', una novela que perfila la devastación moral de la sociedad como efecto colateral de la corrupción y la crisis

Demasiadas veces el ciudadano de a pie tiene la sensación de que los políticos corruptos gozan de impunidad. Que quien la hace (malversa, prevarica o se enriquece a título personal), pocas veces la paga, ya sea porque alcaldes, concejales y consellers imputados se sirven de los mejores abogados del país, ya sea porque los procesos judiciales se demoran deliberadamente hasta que los delitos prescriben, ya sea porque el sistema judicial es demasiado garantista... ¿Y entonces? Queda la literatura. La justicia sobrevive gracias a las novelas de género, en el caso de 'Sinpiedad' (Editorial Almuzara), es más preciso hablar de venganza y ajuste de cuentas.

Bernardo Carrión (Valencia, 1969) se sirve de una galería de personajes para narrar la corrupción desde dentro en un thriller político y social. Ambienta su novela en la Comunitat, entorno que conoce bien como periodista, para «contar cómo se comportan los corruptos en privado y cómo se relacionan entre los clanes. La corrupción muchas veces centrifuga a quien no quiere serlo, le obliga a retirarse del juego. Para el que quiere ser honesto, es difícil sobrevivir», asegura.

'Sinpiedad' arranca como una especie de cartografía de las cloacas de las sociedades occidentales. En 30 páginas, Carrión presenta a alcaldes corruptos, que sitúa en Torrent; a 'brokers' que quiebran bancos, como Lehman Brothers; y a la mafia de la Camorra. «La corrupción es global», sostiene.

Mítines multitudinarios en la plaza de toros de Valencia, pelotazos urbanísticos, consellers que manejan a los funcionarios y fiestas en alta mar forman parte de la ficción en 'Sinpiedad', pero Carrión no niega la mayor: «La realidad de la Comunitat es la que tengo más a mano». Y apunta: «Aquellos políticos encantados de conocerse hace diez años se han convertido en carne de sumario».

'Sinpiedad', un trabajo al que ha dedicado varios años, es una novela coral y a través de algunos personajes se perfila el peaje social de la crisis y de la corrupción. Los efectos colaterales se reflejan en un paisanaje devastado humana y moralmente. «Las personas más peligrosas son las que no tienen nada que perder. Cuando no te queda nada, eres capaz de llevarte a cualquiera por delante», sostiene Carrión. De ahí que, como sucede en 'Sinpiedad', haya personas dispuestas a matar a otra por 50.000 euros. Carrión no se imagina ni de lejos en esta situación: «Yo por 50.000 euros montaba un gran festival de Valencia Negra», bromea. Él junto a Santiago Álvarez y Jordi Jobregat son los organizadores del certamen literario.

Políticos, jueces, inspecctores, periodistas desfilan por las páginas de 'Sinpiedad'. El 15M también aparece como telón de fondo en la novela. Carrión se pregunta qué ha sido de un movimiento que canalizó la indignación de miles de ciudadanos: «Parece que se ha diluido en Podemos y hay demasiado interés en que el partido de Pablo Iglesias no gobierne».

Al margen de las estrategias partidistas, el periodista tiene dudas sobre el futuro del sistema capitalista y de actual distribución de la riqueza. «'Sinpiedad' quiere ser un toque de atención. Algo estamos haciendo mal si hay que gente que lo pierde todo, si la injusticia sigue creciendo y si la clase media cada vez es menor».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate