Las Provincias

El teatro combate los prejuicios

María Adánez, en un momento de 'El pequeño poni'. :: lp
María Adánez, en un momento de 'El pequeño poni'. :: lp
  • María Adánez y Roberto Enríquez rompen el silencio contra el acoso escolar con 'El pequeño poni', que se estrena hoy en el Talía

Los prejuicios ciegan. La ceguera invoca a la cerrazón mental. Quien no reflexiona con amplitud de miras no acepta al diferente. La diferencia esconde en demasiadas ocasiones la marginación o el acoso. Un niño vestido de rosa o una niña jugando con un scalextric se conciben aún hoy como seres extraños y sobre ellos se ciñe la amenaza del rechazo y sobre sus padres el reto de defender tanto la libertad de su hijo como su seguridad. ¿Quién rompe el silencio contra esta situación? Respuesta: el teatro, que cuando grita puede agitar conciencias o, como mínimo, generar preguntas. El 'bullying' es una de las cuestiones que aborda 'El pequeño poni', que se estrena hoy en el teatro Talía de Valencia. María Adánez y Roberto Enríquez encarnan a un matrimonio que se enfrentan a la discriminación que sufre su hijo en el colegio por llevar una mochila con dibujos de niña.

A partir de aquí, se inicia no sólo una lucha de fuerzas entre el matrimonio, que se debate entre reivindicar la libertad de Luismi, el niño, para acudir al colegio con la bolsa que quiera, o la seguridad del menor, que su integridad física o psíquica no quede mermada ante el rechazo; sino también un desmoronamiento de la pareja que se enfrenta a dificultades para existir mutuamente, explicaron los actores ayer en la rueda de prensa.

«La obra lanza muchas preguntas al público pero los protagonistas no tienen la respuesta: van divagando hasta mostrar su parte más mediocre por abordar el reto desde la ideología y no desde el corazón. La pareja se distancia de sí misma y del niño», explicó Adánez. «Cuando se considera al espectador como un ser inteligente, el teatro debe saber plantearle dudas», añadió Enríquez, quien no comulga con la ficción que «da papilla» al público «sin tener en cuenta que tiene dientes y es capaz de digerir por sí mismo».

Son personajes complejos y alejados de clichés: «Ni son uno santos ni malas personas. Son seres poderosos que tocan fondo y muestran que el alma tiene muchos espacios».

La obra, con texto de Paco Bezerra y dirección de Luis Luque, es un drama moderno al «más puro estilo norteamericano», matizó ella. El actor defendió «la historia próxima» de un conflicto más cotidiano que visible. Ambos enfatizaron en la sensibilidad y la sobriedad del texto.

'El pequeño poni', que estará en cartel en el Talía hasta el 11 de diciembre, se inspira en un caso similar que tuvo lugar en Estados Unidos en 2014, el de Grayson Bruce, un niño que llevaba la misma mochila y al que también le impidieron el acceso por considerar este objeto «detonante de acoso». Esta situación le condujo a intentar suicidarse y actualmente permanece en estado vegetativo. Por primera vez desde que comenzó la gira por teatros españoles, el Talía celebrará sesiones matinales para centros escolares.