Las Provincias

Los 'Reyes' del Mercado Central

fotogalería

Don Felipe y Doña Letizia conversan con los tenderos. :: EFE

  • «Qué buena pinta tiene todo», afirmó Doña Letizia, que junto a Felipe VI saludó a los comerciantes y se hizo 'selfies' con los curiosos

  • Los Monarcas derrochan simpatía en su visita a la institución que cumple cien años

«¡Qué buena pinta tiene todo!», comentó ayer Doña Letizia a una de las tenderas del Mercado Central de Valencia. Los Reyes visitaron la institución para celebrar junto a los trabajadores del mercado el centenario de la colocación de la primera piedra que dio origen al recinto que hoy conocemos.

Los Monarcas derrocharon simpatía tanto con los empleados y tenderos como con las decenas de curiosos que esperaron su llegada a Valencia. Entre vivas al Rey, gritos de 'guapos' y muchos aplausos, Felipe VI y Doña Letizia no pararon de saludar a todo el mundo. Virginia Hernández, que dirige un puesto de fruta, le preguntó a la Reina si le había gustado el mercado y, mientras admiraban la imponente cúpula central, ella le dijo que ya lo había visitado antes de casarse con Felipe de Borbón y le parecía «una preciosidad».

Por su parte, los responsables del puesto de frutos secos Pepe y Pepita no tuvieron reparos en pedirle a Doña Letizia que se hiciera un 'selfie' con ellos. Se mostraron sorprendidos cuando ella se paró y posó para su teléfono móvil. «Han sido muy simpáticos», aseveraron.

Con ellos coincidieron los curiosos que se acercaron a la centenaria institución. «Nos ha dado la mano», contaba por teléfono una de ellas. También unos adolescentes consiguieron su autofoto con el Rey, al que simplemente le dijeron: «¡Felipe, un 'selfie'!» y el Monarca no dudó en acercarse a ellos.

Uno de los momentos más emotivos fue el saludo de los Reyes a la compradora más mayor del Mercado Central, Consuelo Iserte, quien a sus 102 años continúa acudiendo cada día para adquirir sus alimentos. «Me han preguntado que cómo estaba. Han sido muy amables. Estoy muy emocionada», aseguraba Iserte tras esos minutos de cariño con los Reyes. Pescaderías, fruterías y todo tipo de puestos fueron visitados por el Jefe del Estado y su esposa. Antes de finalizar la visita, firmaron en el libro de honor del Mercado Central y observaron la obra de arte de más de tres metros de altura que el pintor valenciano Luis Lonjedo ha estado realizando durante los tres últimos días para homenajear al centenario.

Los Reyes se marcharon con una cesta de productos de la huerta valenciana y con la tarjeta de cliente del servicio a domicilio del recinto. Después, pasadas las dos de la tarde y tras casi una hora de recorrido por uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, se marcharon. Tocaba «volver a la realidad», aseguraron los trabajadores del Mercado Central.