Las Provincias

Los Premios Rey Jaime I: «España no es consciente del potencial científico que tiene »

Los Premios Rey Jaime I: «España no es consciente del potencial científico que tiene »
/ EFE
  • Los galardonados advierten: «Si no ponemos freno a la fuga de talentos, lo tendremos cada vez más difícil»

Los galardonados con los Premios Rey Jaime I 2016 consideran que en España no se es "plenamente consciente" del potencial científico que tiene el país, al tiempo que han advertido: "Si no se pone freno a la fuga de talentos, si no recuperamos a nuestros jóvenes que se han visto obligados a seguir desarrollando su labor en el extranjero, lo tendremos más difícil".

"Esta situación se tiene que solucionar, no por la consecución de premios en sí mismos, sino por el bien de todos. Si queremos apostar por el progreso de nuestra sociedad debemos cuidar a nuestra gente y valorarla como se merece", han reivindicado en una ceremonia a la que han asistido Sus Majestades los Reyes Felipe VI y Doña Letizia, así como la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta, Mónica Oltra, y miembros del Consell o el alcalde de Valencia, Joan Ribó, además del presidente ejecutivo de los premios, el profesor Santiago Grisolía.

El biólogo Francisco Martínez Mojica, premio a la Investigación Básica, ha sido el encargado de pronunciar el discurso en nombre de los seis galardonados: Albert Marcet (Economía), Elías Campo Güerri (Investigación Médica), Miguel Bastos Araújo (Protección del Medio Ambiente), Hermenegildo García (Nuevas Tecnologías) y Alberto Gutiérrez (Emprendedor). Todos ellos han recibido las medallas de mano de los Reyes Felipe VI y Letizia, que por primera vez acuden a la entrega juntos como monarcas.

En su intervención, los premiados celebran que galardones como estos contribuyan a dar la "visibilidad tan necesaria" al trabajo científico y agradecen especialmente que reconozcan a los investigadores y emprendedores que han hecho el trabajo desde España, sobre todo porque "desde aquí es más difícil y resulta más útil al país".

En España, aseguran, se parte de la base de que la mayor parte de la sociedad no está interesada en saber en qué consiste la investigación que se realiza, una percepción que "dista mucho de la realidad" porque "cuando se consigue transmitir dicha información, haciéndola atractiva y comprensible, la respuesta del público es asombrosa y la recompensa por el esfuerzo en divulgar es enorme".

Los galardonados han agradecido el apoyo a sus familias y también han puesto en valor el trabajo de sus equipos, dado que "la labor individual solo puede llegar a buen término si se cuenta con personas competentes, que se comprometen con un proyecto en muchos casos incierto y arriesgado".

"Un sueño que cuesta creer"

Martínez Mojica ha explicado, en nombre de los premiados, que recibir estos premios "parece un sueño que cuesta creer", ha destacado la contribución realizada "al progreso del conocimiento, paliando nuestra infinita ignorancia; al bienestar común, colaborando en la resolución de problemas medioambientales, de salud o tecnológicos, y a la generación de empleo, asistiendo a la creación de empresas".

Ha asegurado que les mueve "la curiosidad, el afán por comprender y la esperanza por tropezar con lo que nadie ha visto antes gracias a un golpe de fortuna" y su primer premio fue dedicarse a lo que les gusta: "Disfrutamos con lo que hacemos y nos reconforta que repercuta en beneficio de la sociedad", ha dicho.

Así, ha indicado que no conocen "ningún colega de profesión que se marque como objetivo cosechar galardones por su labor", tal vez porque asumen "lo difícil que resulta que lleguen" y porque ven "con demasiada frecuencia cómo muchos de los que han hecho méritos más que suficientes para ello no los reciben" y parte de ello es consecuencia de "la falta de difusión" de su trabajo, más allá de congresos o revistas especializadas.