Las Provincias

El documental busca su sitio en Valencia

Abel Guarinos, Nacho Navarro, Carmen Amoraga, Glòria Tello, Albert Girona y Pau Montagud, ayer, en la Filmoteca. :: damián torres
Abel Guarinos, Nacho Navarro, Carmen Amoraga, Glòria Tello, Albert Girona y Pau Montagud, ayer, en la Filmoteca. :: damián torres
  • La edición cero del festival, que se celebra desde hoy y hasta el 27 de noviembre, proyectará ocho producciones en la Filmoteca

  • DocsValència nace sólo con ayuda pública y se erige en aliado en la internacionalización del audiovisual

Para Andy Warhol, la inspiración era la televisión; para el documental, la materia prima es la realidad y ésta es infinita. Mostrar la pluralidad de realidades alrededor del mundo a través de la no ficción es el objetivo de DocsValència. Ni más ni menos. Tan ambicioso como resbaladizo. Tan arriesgado como etéreo. El festival celebrará su primera edición del 28 de abril al 7 de mayo de 2017, como avanzó LAS PROVINCIAS, pero desde hoy y hasta el 27 de noviembre la Filmoteca acogerá proyecciones y jornadas de lo que será DocsValència, cuyos impulsores organizan DocsDF desde hace once años en México.

El nuevo festival, el primero de carácter audiovisual creado bajo el mandato del tripartito, pretende ser «una plataforma estable de trabajo para la producción y la difusión» del documental, señaló ayer Pau Montagud, fundador del evento junto a Nacho Navarro, quien enfatizó en que el festival pretende ser una herramienta para «la industria audiovisual valenciana, cuyos profesionales rozan el 90% de paro».

¿Cómo? Fomentando las coproducciones internacionales, atrayendo a agentes extranjeros (televisiones y productores), involucrando a los profesionales valencianos (la Associació de Treballadors de l'Audiovisual (Atrau) y Escriptors de l'Audiovisual Valencià (Edav) participan en la edición cero), creando una red de contactos y difundiendo el documental hecho por creadores de la Comunitat a través de la sección VLC. DocsValència se erige en el aliado para la internacionalización del audiovisual valenciano, pero también aspira a crear «nuevas audiencias». «Buscamos al espectador activo», matizó Montagud, quien también mencionó la importancia de llegar a los escolares y a otros segmentos de público. En este punto, comentó la experiencia del festival DocsDF, cuyas proyecciones fueron visionadas por 170.000 presos.

DocsValència quiere «remover conciencias», apuntó Navarro. El festival se plantea como «un llamamiento al acción». Es, en palabras de Montagud, un «agente del cambio». Este componente «crítico» ha sido uno de los elementos para que Cultura decidiera apoyar el festival. «Los contenidos ideológicos casan con los programas del Consell», señaló Albert Girona. El Institut Valencià de Cultura aporta 10.000 euros a la celebración de la edición cero y el Ayuntamiento concede una subvención de 20.000 euros. El festival nace sin apoyo de patrocinadores y con 30.000 euros de las instituciones públicas. El camino para sostenerse en el tiempo pasa por «buscar respaldo económico privado y autofinanciarnos como en México», admitió Montagud, quien insistió en que desde hace dos años trabaja en la fórmula de DocsValència.

El nuevo festival tiene «personalidad propia», destacó Girona, y la Comunitat «carecía de un certamen de documentales». «DocsValència no es una franquicia ni será la sucursal de DocsDF», enfatizó Montagud, quien dijo que el festival «está abierto a todos los encuentros», tanto de la Comunitat (citó Mon-Doc de Montaverner) como del resto del país (nombró In-Edit) y de fuera de España (Cracovia). Los impulsores de DocsValència han iniciado contactos con responsables de hasta 70 festivales.

La primera edición de DocsValència contará con sección oficial y premios en metálico; se proyectarán alrededor de 40 producciones; se realizarán algunos pases en espacios públicos de la ciudad y se fomentará la producción valenciana de documental. Así, lo anunciaron los impulsores del festival, que abrirá una convocatoria en enero para que concurran las producciones.

Antes se celebrará la edición cero a modo de «collage» o «cajón de sastre» y se proyectarán en la Filmoteca las cintas españolas 'Espías en la arena. Objetivo España' (producida por la empresa valenciana Dacsa) y 'Nola'; la estadounidense 'Where to invade next' de Michael Moore; 'H2OMX' de México; 'The karma killings' (India); 'Casa Blanca' (Polonia/México); 'Banana Pancakes and the Children of the Sticky Rice', de Paises Bajos, y 'The Roots Remain' (Camboya/Canadá).

«Hay documentales que han salvado vidas, que han evitado la muerte de un prisionero al aclarar la situación del encarcelado», añadió Montagud. Está por ver si hay festivales que logran fortalecer el audiovisual valenciano, servir de instrumento a la industria local, vincularse con la ciudad y convertirse en una cita imprescindible para el público de la Comunitat. Los resultados de DocsValència están por venir.