Las Provincias

Cristina Sánchez, saludando la ovación del público en su puntual reaparición en Cuenca el pasado agosto. ::
Cristina Sánchez, saludando la ovación del público en su puntual reaparición en Cuenca el pasado agosto. :: / APLAUSOS

Luchadora, valiente y solidaria

  • La torera Cristina Sánchez, protagonista en la Setmana Taurina de Foios

La idea del feminismo práctico y extremo me horroriza tanto como lamento el machismo imperante». Son palabras de Cristina Sánchez, matadora de alternativa con confirmación en Madrid, la mujer torero que más lejos llegó en un mundillo que parecía vetado para los hombres. «Hay que luchar por reivindicar el papel de la mujer desde la normalidad», añade en declaraciones a LAS PROVINCIAS. Cristina, que habla desde la autoridad que da haber derribado una de las barreras que parecía más infranqueable para las mujeres, actuar en la Feria de San isidro sorteando toros sin ningún tipo de ventaja con los hombres, será protagonista el próximo sábado en la Setmana Cutural Taurina de Foios, que alcanza nada menos que su treinta 35 edición ininterrumpida. El programa, organizado por el Club Taurino, Casa de la Cultura, anuncia también al matador Antonio Ferrera y a los compañeros de Tendido Cero, que acaban de cumplir su 30 aniversario en antena.

Meses después de su actuación en la feria de Cuenca, el 20 de agosto, alternando con Ponce y Juli, Cristina asegura que ese día cerró su círculo profesional y como dijo el poeta lo hizo de una manera muy española. de la mejor manera que sabía, toreando. «Aquel día fui feliz. Si me preguntan qué es la felicidad contestaré que lo que sentí en Cuenca el 20 de agosto», ha declarado estos días en Aplausos. Aquella tarde cumplió, insiste en sus objetivos, dar un brillante cerrojazo a su carrera y aportar una ayuda económica a la Fundación de Oncohematología Infantil del Hospital Infantil Niño Jesús de Madrid. «Desde hace ya tiempo rondaba en mí la necesidad de ayudar a tantas personas que lo necesitan. Conocer la labor del doctor Madero y la situación que atraviesan tantos niños enfermos y sus familias, generó en mí esa necesidad vital de ayudar, y cómo mejor que con lo que ha formado parte de mi vida: la Tauromaquia».

Cristina, casada con un torero portugués, Alejandro da Silva, y madre de dos hijos, estaba apartada de los ruedos de manera profesional desde 1999. Aquella retirada se produjo con el trasfondo de la discriminación, entendiendo como tal el rechazo más o menos disimulado de los toreros figura a alternar con ella. Su condición de mujer nunca dejó de influir en su carrera y si bien en ocasiones le pudo ayudar, en el conjunto de su carrera condicionó muchas críticas y empinó todavía más la dura cuesta para triunfar en el toreo.

Sensaciones que han desaparecido tras su triunfal actuación en Cuenca, donde fue muy reconocida por los medios de comunicación y los compañeros. Alternó con Ponce y Juli, dos grandes, que le brindaron sus toros. La presencia de la familia, especialmente de sus hijos que nunca le habían visto torear y la sacaron en hombros, lo envolvió todo de una carga sentimental muy fuerte. «Ahora es cuando siento lo que siempre soñé: la admiración del toreo. Siempre quise tener el reconocimiento de compañeros, ganaderos, periodistas y público. Y sinceramente creo que esa meta ahora sí la he cumplido». Y confirmó, en ello se mantiene, que esa tarde será la última que se vista de luces. «Todo salió estupendo, nunca más podré repetir esas sensaciones. En público, la de Cuenca ha sido la última».

Durante el tiempo que ha estado retirada, 17 años, ha conservado esa mentalidad inquieta y las ansias de descubrir nuevos mundos que le llevaron a iniciar la aventura del toreo. Se incorporó al mundo de la comunicación a través de Castilla La Mancha Televisión, donde participa en las retransmisiones de las corridas de toros con aportaciones técnicas que han sido muy bien aceptadas. Ahora prepara una serie de entrevistas y reportajes con las principales figuras del toreo en las que participarán las mujeres de estos, tratando de descubrir ángulos inéditos de la vida de los toreros. Y de manera paralela probó en el mundo del diseño, creando una línea de ropa inspirada en el mundo taurino, proyecto que dice haber aparcado momentáneamente.