Las Provincias

Ruiz Zafón cuadra el círculo

Carlos Ruiz Zafón presentó ayer 'El laberinto de los espíritus'. :: afp
Carlos Ruiz Zafón presentó ayer 'El laberinto de los espíritus'. :: afp
  • «La literatura es un amante cruel, pero conmigo ha sido bondadosa», dice el escritor, que asegura que «jamás» habrá película de su exitosa saga

Carlos Ruiz Zafón ha logrado cuadrar el círculo. El del ciclo de los libros olvidados, en el que ha estado encerrado durante los últimos quince años. Con 'El laberinto de los espíritus' pone punto final a su tetralogía de 'El cementerio de los libros olvidados'. Cientos de miles de lectores la demandarán como pan caliente en librerías de una veintena de países. Planeta saca con ella su artillería pesada para librar la batalla editorial y comercial de cada Navidad con garantías de éxito. Y lo hace tirando de nuevo la casa por la venta en una espectacular presentación del 'Messi' de su escuadra literaria en un hito de la Ciudad Condal, el templo expiatorio del Tibidabo.

«Estoy tranquilo, en paz y más enamorado que nunca de mi profesión», dice Zafón al haber concluido la escalada literaria de tres lustros y muy consciente de su suerte. «La literatura es una amante cruel que no se enamora de ti, pero conmigo ha sido bondadosa y me ha dado cosas que jamas soñé», asegura un risueño y encorbatado escritor.

Está satisfecho de haber logrado lo que se propuso con esta serie que ha vendido más de 25 millones de ejemplares es todo el mundo, y en especial por la última entrega. Resume lo mejor del éxito «en poder decir 'no' cuando quieres y en disfrutar de libertad para hacer lo que crees que debes hacer».

Reescrito «hasta la saciedad», es «el libro que más trabajo me ha costado y más satisfacciones me ha dado», dice. «Es un híbrido que compendia todos los géneros, en el que caben la aventura, la sátira, la comedia, la intriga y todas las pasiones humanas, el amor, el odio y la violencia», resume las novecientas páginas de su última criatura.

Desvela los secretos del 'cementerio de los libros olvidados' -«veremos sus tripas», promete Zafón- y es «un homenaje a la literatura, a todos los géneros, a los escritores, libreros, editores y desde luego, a los lectores». La idea fue «crear un laberinto con cuatro puertas de entrada, de modo que se pueden leer en cualquier orden o por separado». «Esta es una nueva puerta para recuperar el placer de la lectura. Un libro para disfrutar, emocionar y llegar al corazón del lector». «El cerebro de cada lector es el mejor teatro del mundo y es ahí donde se levanta el telón y opera magia de literatura», dice. Quiere además que el lector «se cuestione todo, que nadie le diga lo que tiene que pensar o hacer, que su su cerebro y su espíritu critico».

Alicia Gris, «un ángel de las tinieblas muy próximo a mí», confiesa Ruiz Zafón, es el personaje central de la nueva entrega, que transcurre en los años 50 y 60 y en buena parte en una laberíntica y tenebrosa Barcelona «gótica, barroca romántica y misteriosa». Pero también en el Madrid no menos tenebroso de la dictadura, «siniestro e imperial», en su Gran Vía y en la Costa Brava.

Traición

Nunca veremos en el cine ni esta ni ninguna de las cuatro novelas de las serie. «Es innecesario y sería un traición», dice su autor. «No es necesario monetarizarlas, que es muy lícito, pero para mí carece de interés convertir las novelas en película, serie o videojuego». Resiste y resistirá a la insistencia de la industria cinematográfica, que le ha tentado con todo tipo de ofertas, y no está dispuesto a dar su brazo a torcer. «Estos libros son lo que son y lo que han de ser. No hay aliciente alguno en el cine o la televisión para mí, y además, no es obligatorio hacerlo», zanja la cuestión.

La novela está llena de juegos y cameos, de personajes cuyos nombres evoca a periodistas y editores de hoy, de Mariano Carolo -Màrius Carol, director de La Vanguaria- a Revells y Badens, por Carlos Revés y Jesús Badenes, ejecutivos de Planeta, o Emile de Rosier, trasunto del editor Emili Rosales.