Las Provincias

Najwa, Alba y otras chicas del montón

Alba Flores y Najwa Nimri, ayer en la Rambleta. :: irene marsilla
Alba Flores y Najwa Nimri, ayer en la Rambleta. :: irene marsilla
  • Las protagonistas de la serie 'Vis a vis' coinciden en el escenario de Rambleta con 'Drac Pack', atípico espectáculo que mezcla música y texto

Podemos hablar de esta propuesta con un tono lírico y emocional, diciendo que gracias a ella Najwa Nimri aprendió a abrazar. Suena contundente. Podemos hacerlo de un modo más terrenal, desvelando que fue el proyecto en el que se embarcó Najwa Nimri ante una etapa poco fulgurante de su trayectoria profesional. «Yo no había hecho la serie 'Vis a vis', estaba en un momento de mi carrera más bien bajo ganando con los conciertos más bien poco», confesó ayer.

'Drac Pack' (no confundir con la serie de dibujos animados de los 80) ha salido adelante, después de cuatro años, por una conjunción de factores y tras tocar muchas puertas para sumar colaboradores y conseguir financiación. Uno de los productores es la Rambleta -de ahí que el estreno absoluto de la pieza se haga en Valencia mañana y el sábado-, junto con las empresas SEDA y Royal Role. El espectáculo cuenta con técnicos valencianos.

Nimri no había sentido antes una especial fascinación por el teatro y aún hoy le produce cierto vértigo. «No las tengo todavía todas conmigo», confesaba. El esfuerzo para levantar cualquier idea en este medio es enorme y la implicación que requiere es grande. «Nunca entendía por qué los actores se abrazaban tanto. Yo lo llevaba mal, hasta que descubrí con este proyecto el grado de intimidad que se puede alcanzar», explicó la actriz, protagonista, guionista y promotora de la idea. «Yo sí soy de abrazar», adelantó Alba Flores, una de las interpretes que antes se sumó al montaje. Najwa y Alba coincidieron en el drama carcelario 'Vis a vis' de Antena 3. A ellas dos se unieron después Kimberley Tell y Anna Castillo, las otras chicas del montón bueno que ha reunido esta pieza. «No había estado nunca en un código como este», afirmó la última.

Y es lógico porque 'Drac Pack' huye de ser catalogado como un musical al uso, aunque incluye alrededor de 15 canciones (algunas tan populares como «Volare», «Bang Bang» o «Blue Moon»). Tampoco es una obra de teatro convencional, pese al texto escrito a seis manos por Nimri, Carlos Dorrego y Emilio Tomé. «Es un viaje musical y teatral», «un sueño». Son algunas definiciones que dieron los miembros de su equipo. Los referentes de los que bebe no pueden ser más variados, de 'OT' a 'Black Mirror', de Marilyn Monroe a Chiquito de la Calzada. Suena a swing, a jazz y a rock and roll. Rinde tributo a Sinatra, a Dean Martin y a Sammy Davis, el 'Drac Pack'.

La primera idea que pasó por la cabeza de la cantante y actriz fue «el Hollywood que nos gusta tanto y el Hollywood que nos gusta tan poco» y sintió la necesidad de narrar las renuncias que hay que hacer para lograr el éxito o para convivir con él.

La acción presenta a una joven cantante que conoce durante una noche a un hombre que le ofrece la fama, que le propone convertirse en mito.

Fernando Soto dirige esta pieza que se desarrolla en un ambiente de los años 50 a medio camino entre Las Vegas y Transilvania y que, tras su paso por Valencia, llegará a Alicante, Barcelona o Pamplona y busca espacio en Madrid.