Las Provincias

La coreógrafa y bailarina alcoyana Sol Picó. :: lp
La coreógrafa y bailarina alcoyana Sol Picó. :: lp

Sol Picó: «La danza forma parte de la cultura. Debería haber más apoyo de las administraciones»

  • La coreógrafa alcoyana Sol Picó se alza con el Premio Nacional y reclama «más sensibilidad y visibilidad» para evitar la fuga de talentos en su profesión

valencia. Pocos minutos antes de comenzar una clase, la bailarina y coreógrafa alcoyana Sol Picó atendía a LAS PROVINCIAS para mostrar su alegría por el Premio Nacional de Danza de 2016 que hacía pocas horas le había otorgado el Ministerio de Cultura. «Supone mucha felicidad, me ha dado un subidón», confesaba antes de asegurar que la distinción le había pillado trabajando en la Piconera, el espacio donde está instalada su compañía.

«El galardón es un empujón, aunque en esta profesión nos damos empujoncitos todos los días para seguir adelante», dijo Picó, quien ya prepara junto a su compañía una fiesta para celebrar la distinción.

El premio, uno más en su larga y dilatada trayectoria, sirve, según Picó, para reivindicar que «la danza forma parte de la cultura». Es más, la bailarina insistió en que «debería haber más apoyo de las administraciones. No sólo ayudas, sino estrategias», manifiesta Picó. La coreógrafa reclamó mayor «visibilidad y sensibilidad» a las autoridades públicas para evitar la fuga de talentos. «Al final, lo que todos queremos es trabajar y que el sector trabaje», reconoció.

Feminista y todo un exponente de resistencia en la profesión, Picó estuvo apenas hace unos días partipando en el encuentro internacional de Artes Escénicas IETM con un espectáculo embrionario llamado 'Dancing with Frogs'. «Manejo algunos proyectos, yo siempre quiero volver a mi tierra», cuenta.

El jurado reconoció a la alcoyana «por su talento creativo y fuerte personalidad artística, unidos a la audacia de sus propuestas escénicas» «No sé si eso es bueno o malo», bromeó la artista, aunque defendió que para los intérpretes es necesario tener un sello propio que les identifique.

Coreógrafa y bailarina afincada en Barcelona, Sol Picó (Alcoy, Alicante 1967) es conocedora de la danza clásica española, enmarcado su labor en la expresión más contemporánea de la danza. Formó su primera compañía, 'Danza Robadura', en 1988 pero con la 'Compañía de Danza Sol Picó' ha desarrollado desde 1993 su sello más personal.

Su lenguaje creativo e interpretativo ha lucido en piezas como 'Razona la vaca' (1995), 'E.N.D.' (Esto No Danza, 1998), 'D.V.A' (Dudoso Valor Artístico, 1999), 'Bésame el cactus' (2001), 'La dona manca o Barbie Superestar' (2003), 'La prima de chita' (2006), 'Las Doñas' (2007), 'Sirena a la plancha' (2008), 'El llac de les mosques' (2009), 'Petra, la mujer araña y el putón de la abeja Maya' (2011), 'Memorias de una pulga' (2012), 'One-hit wonders' (2014) o 'We Women' (2015) .

Estudió en el Movement Research de Nueva York y trabajó como intérprete y coreógrafa con compañías y creadores diversos como 'Robouldanse', 'Rayo Malayo Danza' y la compañía de 'Arte Total Los Rinos'. También en el corto dirigido por Octavio Masia y ella misma, 'El 64, cortometraje de danza en un autobús' y la vídeo-danza 'No Paris' de Joan Pueyo, en el que aparece como bailarina y coreógrafa,

Su carrera está jalonada con galardones como los premio Max de las artes escénicas al Mejor Espectáculo de Danza, Mejor Coreografía y a Mejor Intérprete de Danza Femenina por 'Bésame el cactus' en 2002 y 2003, así como Mejor Espectáculo y Mejor Coreografía por 'La dona manca.' en 2004, Mejor Coreografía por 'Paella Mixta' en 2005, Mejor Espectáculo por 'Sirena a la Plancha' en 2009, o Mejor Coreografía por el 'Llac de les mosques en 2010'. También gano el Premio Nacional de Danza de la Generalitat de Catalunya en 2004.