Las Provincias

La obra 'El entretenimiento'. ::
La obra 'El entretenimiento'. :: / ÁLEX BRENNER

Valencia, centro del teatro europeo

  • El festival mostró las tendencias de la danza y la 'performance'. Obras minimalistas pensadas para aforos reducidos, con buenos trabajos interpretativos y técnicos

  • La celebración en la ciudad del certamen IETM culmina con éxito

valencia. La red de tendencias escénicas de vanguardia IETM (Internacional Network for Contemporary Performing Arts) celebró la semana pasada en nuestra ciudad sus jornadas anuales con más de seiscientos participantes internacionales, compuestas, junto a un plenario con Ángeles González Sinde y el profesor Arias Maldonado, de paneles de discusión y veintidós representaciones en diez salas: La Nau, El Musical, Ultramar, Rialto, Inestable, Zircó, Círculo, Las Naves, Carme y el MuVIM. El cierre fue con 'Aproximacions a Poble Nou' de Mou Dansa en el Veles e Vents.

El festival mostró la diversidad de tendencias actuales de la danza, el teatro y la 'performance'; obras minimalistas pensadas para aforos reducidos, con buenos trabajos interpretativos y técnicos. Se habían estrenado bastantes en la ciudad y algunas ya las reseñamos en estas páginas: la reflexión sobre la educación de El Pont Flotant con 'El hijo que quise tener', la posdramaturgia de 'Cine' de La Tristura, la recreación del recuerdo difuso de 'Thurday today' de Mateusz, o el mensaje femenino con humor de 'Kul Kombat' de Patricia Pardo, junto a representaciones de danza como 'Silencio' de Daniel Abreu, 'NADAdora' de Enámbar Danza o el preestreno de 'Dancing with frogs' de Sol Picó. Y como cetro diario en el MuVIM, los relatos confidenciales de la bella 'Biblioteca de cuerdas y nudos' de José Antonio Portillo. En global, creaciones de enorme calidad, muchas de ellas valencianas, que dan una idea exacta la escena actual no comercial.

Sorprendió la embriagadora danza de 'Kaspar Hauser, el huérfano de Europa' de La Phármaco, en Carme Teatre, con Luz Arcas como solitaria protagonista cautivadora con su trabajo extenuante. La historia del experimento de aislamiento de la humanidad de un joven que luego es abandonado en una plaza de Nüremberg, es un monólogo en movimiento de su encuentro con el mundo en cinco cuadros muy dinámicos de distintos estilos y música textural en vivo. Arcas representa los padecimientos de Kaspar frente a la sociedad con momentos muy brillantes como la escena inicial, el juego dominador del caballo y el reto frente los haces de luz de doce focos cenitales.

Taiat Dansa ofreció en La Nau un trabajo estrenado en 2014 en el MuVIM con variaciones: 'No half measures'. Con su peculiar estilo de súbito movimiento, como flashes corporales, y la indagación en las posibilidades de la danza, reflexiona sobre el individualismo, con cuatro bailarines enfrentándose en dúos, en conjunto y en solitario. El comienzo recuerda al de la mítica 'Nascut culpables': cuatro cuerpos tapados hasta la cabeza pero con sus rostros proyectados. Se mezclan ellos y también las imágenes de sus rostros abandonando su aislamiento hasta volver al individualismo. Un círculo cerrado donde destacó uno de los bailarines más expresivos de la escena actual: Jon López.

'El entretenimiento' de la compañía vasca Sleepwalk Collective en la sala Círculo fue fascinante. En esta performance sensitiva en inglés, el espectador queda atrapado por las palabras que suenan por los auriculares hasta caer en la ingravidez, mecido por la perfecta dicción susurrante de la actriz Iara Solano. Por su micro y con música de fondo original, cuenta experiencias íntimas, incluso eróticas. Una joven del siglo XXI que relata su experiencia del placer como distracción sobre el que fluctúa una sensación de que al final queda la nada. Notables los juegos entre oscuridad y luz y la fría sensibilidad del texto.

Un grandioso festival que ha puesto a Valencia en el mapa del teatro europeo gracias a la labor de Jacobo Pallarés y el Proyecto Inestable durante dos años. Ha merecido la pena su esfuerzo. Gracias.

Temas