Las Provincias

Lola Blasco: «El teatro tiene que ser político pero no debe estar sujeto a un gobierno»

La actriz, dramaturga, guionista, profesora e investigadora alicantina Lola Blasco. :: R.C.
La actriz, dramaturga, guionista, profesora e investigadora alicantina Lola Blasco. :: R.C.
  • La alicantina Lola Blasco gana el Premio Nacional de Literatura Dramática y espera que el galardón sirva para apoyar «producciones poco convencionales»

La dramaturga alicantina Lola Blasco celebró ayer con entusiasmo el Premio Nacional de Literatura Dramática de 2016 por 'Siglo mío, bestia mía'. «Yo siento que el galardón tiene algo de justicia poética porque yo me me dejé el corazón al escribirla y, sin embargo no ha llegado a estrenarse. Hay una falta de apuestas por las producciones teatrales poco convencionales. Espero que el premio sirva para que se fomento otro tipo de teatro que no atienda a valores económicos», afirmó ayer a LAS PROVINCIAS la también actriz, productora y guionista.

El jurado de la distinción, dotada con 20.000 euros, destacó «la fuerza de su confrontación muy personal con un tiempo fracturado» de un drama «crítico y político» según su autora, al que el fallo se refirió como «un gozne de la historia». «Mediante una construcción innovadora, Lola Blasco crea una obra llena de ritmo poético que capta con lucidez la actualidad», resumía el acta de los expertos.

La alicantina quiso mostrar su felicidad por un galardón que, según comentó, dice mucho de él mismo si premia un trabajo tan crítico con la actual situación. Y no pensó en rechazarlo. «El teatro debe ser político, pero no debe estar sujeto a la política de ningún gobierno. Mi trabajo tiene que ver con una postura ética, no tanto política. Con ser y estar en el mundo, con como te colocas ante lo que ocurre», manifestó.

Blasco prefiere no lamentarse por la actual situación del teatro y defiende el talento y la búsqueda de nuevas formas de impactar al público. Y lo intenta con una obra que califica de «muy poética». «Cuenta cosas que están muy presentes como el desamor, el fracaso, la vulnerabilidad, la imposibilidad de ver al otro», confiesa. Y el otro es, en este 'Siglo mío, bestia mía' el Islam. «Habla de la problemática en occidente, de la 'yihad' y la violencia. La he escrito para gente que se siente a la deriva. Pero, sobre todo, habla del futuro, de un nuevo mundo. Se la he escrito a los que están por venir, con un mensaje de compasión, de apuesta por el entendimiento y la piedad», asevera Blasco.

Asimismo, no puede negar que este premio es también un respaldo para las dramaturgas. «Como mujer, tenemos que luchar el triple para que se nos considere. Vivimos bajo una invisibilidad muy grande», afirma. Pese a que trabaja en Madrid, la autora regresará a Valencia a finales de noviembre por el estreno en el teatro Rialto de 'La armonía del silencio'.

Licenciada en Dramaturgia por la Real Escuela Superior de Arte Dramático, María Dolores Blasco Mena (Alicante, 1983) se formó en interpretación en el Estudio de Jorge Eines. Participante en talleres de dramaturgia impartidos por Enzo Croman y Marco Antonio de la Parra, es máster en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid. n este centro continúa sus investigaciones y realiza labores docentes. Ha disfrutado de varias becas para investigar sobre la realidad, el documento y la escena, sobra la renovación del teatro político y el conflicto entre la identidad privada y la colectiva.