Las Provincias

El juez encarga a Intervención un informe de los contratos del Palau de Les Arts en la etapa de Helga Schmidt

Helga Schmidt. :: txema rodríguez
Helga Schmidt. :: txema rodríguez
  • El juzgado remite las conclusiones de la UDEF y solicita más información sobre la relación de Patrocini y los pagos efectuados al festival Viva Europa

La instrucción del caso Palau de les Arts, que mantiene imputada a la exintendente del coliseo Helga Schmidt, no avanza con demasiada celeridad. El instructor encargó ayer un informe a la Intervención de la Generalitat para que actualice el trabajo inicial que dio origen a estas actuaciones. El juzgado enviará el informe policial de la UDEF -sirvió de base para sustentar las imputaciones de los empresarios- para que amplíe sus conclusiones respecto a la creación y relación de Patrocini, la sociedad creada para externalizar la búsqueda de patrocinios para el coliseo, con el propio Palau. Es este uno de los principales asuntos bajo investigación. La tarea, que hasta entonces se realizaba desde la propia institución, se externalizó sin que mediara un concurso público. La comisión para la entidad, de la que llegó a formar parte incluso Schmidt, era del 30% para nuevos colaboradores y de un 10% si se trataba de la renovación de contratos.

De igual modo, la providencia del juzgado de Instrucción número 15 incluye también el encargo de analizar los pagos y la contratación con el festival de música Viva Europa y con la sociedad Radcliffe. Respecto al evento musical, los expertos de la Policía Nacional llegaron a detectar que más de 300.000 euros que se abonaron por el coste del certamen se utilizaron para fines diferentes al inicialmente fijado.

Citaciones denegadas

No todas las peticiones de la Fiscalía Anticorrupción han sido acogidas por el juez instructor. Por ejemplo, destaca el rechazo de más de 14 testificales propuestas por el ministerio público. La mayor parte de las citaciones corresponden a consejeros (5) y trabajadores (6) de Patrocini, pero también destaca la solicitud de que declarase Trini Miró, exconsellera de Cultura con Francisco Camps de presidente de la Generalitat. Recuerda el fiscal que estas comparecencias ya las había solicitado hace un año sin que hubiera tenido respuesta. El último informe policial recogía que Schmidt había admitido en una comunicación recopilada en uno de los registros que Miró conocía todos los detalles de las operaciones con Patrocini.

El juez entiende que resultan «innecesarias» estas testificales en la fase actual del procedimiento. Sugiere que sería el juicio el momento de que declarasen, lo que invita a pensar cuál puede ser el destino final de toda esta instrucción judicial.

El pasado octubre el juzgado reclamó, como avanzó LAS PROVINCIAS, de nuevo a Hacienda los datos de las cuentas bancarias de las empresas investigadas en la causa. En concreto, el oficio enviado olvidaba citar los «supuestos de excepción» que permiten a la Agencia Tributaria facilitar datos de carácter privado. El instructor ya ha corregido el error para que los inspectores de Hacienda puedan comenzar esta labor de recopilación. Los principales imputados en la causa de desvío de fondos públicos son Helga Schmidt y el que fuera responsable administrativo del coliseo, Ernesto Moreno.

La situación de la exintendente de Les Arts da un giro de 180 grados en enero de 2015, cuando fue detenida por la Policía en el marco de una operación judicial por supuestas irregularidades contables. Tras prestar declaración el juez la imputó por prevaricación, malversación y falsedad documental. La operación tuvo su origen en la denuncia de un extrabajador, unos hechos que fueron investigados y puestos en conocimiento de la Fiscalía por parte del Gobierno autonómico, relacionados con el supuesto cobro de comisiones por la búsqueda de patrocinios para Les Arts.

De esta labor comercial se encargaron inicialmente trabajadores del propio Palau, aunque fue externalizada por Helga Schmidt, que participó como consejera en la empresa Patrocini de les Arts junto a otros empresarios valencianos.