Las Provincias

Consuelo Císcar. :: irene marsilla
Consuelo Císcar. :: irene marsilla

Consuelo Císcar arremete contra la Intervención y tilda su informe de «tendencioso»

  • La exdirectora vuelve a defender su gestión al frente del IVAM y asegura que fue validada «anualmente con auditorías externas»

valencia. Laque fuese directora del IVAM entre 2004 y 2014, Consuelo Císcar, rompió ayer su silencio para ofrecer su versión sobre los hechos que se exponen en las conclusiones del informe de la Intervención General de la Generalitat respecto a los procedimientos de contratación del museo durante los ejercicios de 2004 a 2013.

«La Intervención entregó un informe confuso, inexacto y claramente tendencioso y sesgado en su redacción, que a la vez se convierte en una de las pruebas más evidentes de una Instrucción que está incurriendo sistemáticamente en el ilícito de prospección, es decir ir dando bandazos e investigarlo todo con razón o sin ella en una búsqueda obsesiva e irracional de una pretendida y preestablecida culpabilidad penal, que puede conducir a la nulidad de la causa», aseguró Císcar en un comunicado enviado a LAS PROVINCIAS, después de que este periódico se hiciese eco de algunos datos que aparecen en el dossier del organismo auditor.

«En la etapa de mi dirección, como en la anteriores -como imagino que en la actualidad- el IVAM se ha gestionado siempre con una estructura administrativa piramidal, vertebrada por funcionarios cuidadosos y jefes de servicio o área, y subdirectores o directores sectoriales expertos en gestión administrativa y dirección. Y así fue validado anualmente por auditorías externas e independientes, y así contó con la correspondiente aprobación explícita de la misma Intervención General que ahora parece ir (sabrán porqué) contra sus propios actos», añade Císcar en su defensa.

LAS PROVINCIAS publicó el pasado sábado en exclusiva algunos datos de este informe que revelan una etapa plagada de supuestas irregularidades y mantienen las sospechas acerca del buen uso de los fondos públicos en la institución.

El organismo auditor plantea graves deficiencias en prácticamente todos los aspectos analizados, desde la compra de obras de arte, al pago de comisarios y a las más variopintas contrataciones, desde el abono de traducciones a servicios de publicidad. Este informe (2004-2013) ya está en manos de la juez que instruye el asunto en el que se encuentra investigada Císcar y la excúpula directiva del museo.

La lectura del informe no alivia la comprometida situación judicial de Císcar. El IVAM compraba las obras de arte mediante contratos de compraventa y no como suministro, tal y como recoger la normativa. La Intervención llama la atención también acerca de la actuación de la Comisión de Adquisiciones. Siempre emite informe favorable a las propuestas de la directora gerente, pero la decisión apenas se fundamenta. Los inspectores alertan de la ausencia de «un informe individualizado» que se pronuncie acerca de la idoneidad, estudio de precio del mercado, autenticidad, estado de conservación y cualquier otra característica «relevante» para decantarse por la compra.