Las Provincias

Rafa Maluenda, Gutiérrez Caba y Jorge Castillejo, en un acto de la última edición de Cinema Jove. :: lp
Rafa Maluenda, Gutiérrez Caba y Jorge Castillejo, en un acto de la última edición de Cinema Jove. :: lp

Sin noticias del director de Cinema Jove

  • La conselleria realizará un contrato técnico-artístico de un año a la persona que asuma las riendas del festival

  • Cultura sigue sin despejar el relevo de Rafa Maluenda un mes después de su salida

El martes 20 de septiembre fue el último día de Rafa Maluenda en la dirección de Cinema Jove. Desde entonces hasta ahora, el festival, cuya última edición concluyó el 24 de junio de 2016, está descabezado. El Institut Valencià de Cultura (IVC) aún no ha decidido el relevo del que fuera el responsable del festival durante 16 años. Ha pasado más de un mes de la salida de Maluenda y Cultura no ha tomado un decisión al respecto. Ha abordado la cuestión, ha despejado algunas cuestiones para la próxima edición, pero no ha resuelto un nombre. Será a finales de noviembre, después de la celebración de La Cabina, que tendrá lugar del 3 al 13 de diciembre, cuando el IVC adopte la medida definitiva y la haga pública.

¿Es prioritario Cinema Jove para Cultura? A priori sí, porque es el festival referente dentro de sus competencias en tanto que es el único reconocido por la Federación Internacional de Asociaciones de Productores de Cine (FIAPF) y el que recibe el mayor respaldo económico de la conselleria a través del IVAC. ¿Entonces? Durante el último mes, según fuentes del IVC, se ha dado prioridad a resolver el concurso de las subdirecciones del Institut Valencia de Cultura: artes escénicas, música y cultura popular, y audiovisual y cinematografía. Antes de que concluya el año se quiere abrir la convocatoria. El pleno del Consell, como avanzó LAS PROVINCIAS, aprobó el pasado 31 de octubre el Reglamento de Organización y Funcionamiento (ROF) de CulturArts, un instrumento necesario para poder impulsar los concursos.

Aún así, destacaron las mismas fuentes, se han trabajado numerosas cuestiones respecto a la dirección de Cinema Jove, como la nueva relación laboral de la persona que asuma las riendas del festival. Al ser una contratación directa, IVC utilizará un contrato técnico-artístico, utilizado por Teatros del Canal cuando fichó a Albert Boadella.

Cultura prevé que el contrato del próximo director de Cinema Jove tenga un año de vigencia con posibilidad de renovación. Desde Cultura también están definiendo el salario del responsable artístico que no superará los 40.000 euros. Se maneja una cifra en torno a los 35.000 euros. En cualquier caso, será una cantidad menor que la que percibía Maluenda, que estaba contratado los doce meses. Cultura no pedirá exclusividad, es decir, podrá compatibilizar la dirección artística de Cinema Jove con otros trabajos.

Desde la conselleria y desde el IVC se trabaja con una listado de posibles aspirantes. Una nómina de más de diez nombres en la que figuran hombres, incluido Rafa Maluenda, y mujeres. Se da la circunstancia de que los nombramientos de los últimos gestores culturales han sido hombres: Abel Guarinos, al frente del IVC; José Luis Pérez Pont, como responsable del Consorcio de Museos (ambos directores elegidos por concurso público); Juan Vicente Martínez Luciano, responsable de Sagunt a Escena; José Ignacio Casar Pinazo, director provisional del Museo de Bellas Artes.

El tiempo en contra

La demora en el nombramiento, que desata todo tipo de rumores en los círculos culturales de Valencia, corre en contra de Cinema Jove. Uno de los problemas de las últimas ediciones del festival, incluida la celebrada el pasado junio, es que se resuelve la logística y la producción del certamen apenas dos o tres meses antes de la celebración. En las últimos años el tiempo se ha echado encima de la organización.

Cultura quiere empezar 2017 con un proyecto definido para Cinema Jove, con una persona al frente de la dirección y con personal del IVAC trabajando para el certamen. En la próxima edición no se sacará la organización del festival a convocatoria abierta. No se buscará una empresa para realizar la gestión interna. Se adopta esta solución después de comprobar que el IVC puede asumir las riendas de Cinema Jove, como sucedió en la última edición.

El Institut Valencià de Cultura prevé abrir nuevas bolsas de trabajo para atender las necesidades de Cinema Jove. La relación de puestos laborales (RPL) ha despejado algunas dudas sobre el personal que se requiere tras el ERE de 2013. La apertura de nuevas bolsas de trabajo como publicó este periódico, vendrá determinada por los presupuestos y atendería a una demanda del comité de empresa, que el pasado mayo denunció la contratación externa y solicitó que se tengan en cuenta a los empleados despedidos hace seis años.