Las Provincias

Hasta 700 taxistas se convertirán en espectadores del ensayo general de la ópera

  • El intendente invita mañana a los profesionales de este colectivo a «conocer lo que se hace en un teatro público»

Les Arts es el coliseo de la ópera de todos los valencianos, no es el acuario o el museo. Pero en ocasiones, y según ha confesado el intendente del coliseo en numerosas ocasiones, los taxistas se confunden o no conocen con profundidad que el auditorio es el centro de ópera de la ciudad. Por esta razón, Livermore anunció ayer que el ensayo general de 'El gato montés' de mañana abrirá sus puertas para recibir hasta 700 profesionales de este colectivo que podrán ser testigos del ensayo general de la ópera de Penella.

A través de un convenio firmado con los representantes del sector del taxi, Livermore ha logrado que, presentando la licencia, todo aquel trabajador que lo desee pueda asistir de forma gratuita al ensayo general de antes del estreno del domingo de una de las obras cumbres de la lírica española.

La iniciativa, según confesó ayer el intendente, sirve para poner de relieve «el camino de apertura» que ha tomado el coliseo y «la importancia del teatro público para implicar al ciudadano en la vida cultural» de la ciudad, de forma que «toda ciudadanía pueda estar representada en una sala».

«La calidad de vida de una sociedad puede ser muy diferente si tiene acceso directo con la cultura, con la inteligencia y la belleza», reclamó ayer durante la presentación del segundo título de la pretemporada del centro operístico.

Livermore justificó esta idea para que los taxistas de Valencia «sepan que pasa aquí, en el teatro público de los valencianos». E insistió en que cuando alguien les pida que les lleve al Palau de Les Arts digan «Ah, la ópera, no el acuario».

«Un responsable artístico tiene esta obligación. La educación también llega a través de la ópera», aseveró. Esta medida se enmarca en el casi obsesivo del regista italiano y director también del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo de acercar al Palau de les Arts a toda la ciudadanía.

Los precios reducidos de las entradas y la puesta en marcha de abonos en los que las familias pueden obtener descuentos por asistir a las representaciones de la programación del espacio también han sido algunas de las herramientas puestas en marcha desde Les Arts para romper la etiqueta elitista de la ópera y favorecer que toda clase de público acceda a sus espectáculos desde 7 euros.