Las Provincias

La sala permanente del MuVIM sigue cerrada pese a estar reformada desde hace tres meses

'La aventura del pensamiento' actualizada se presentó a los medios el mes de julio pasado. :: pablo mammana
'La aventura del pensamiento' actualizada se presentó a los medios el mes de julio pasado. :: pablo mammana
  • La muestra 'La aventura del pensamiento', que se terminó de reparar en julio, se mantiene clausurada y sin fecha de apertura

A más de un mes del inicio del curso escolar, la exposición permanente del Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM) sigue esperando que los alumnos de los colegios valencianos campen por 'La aventura del pensamiento'. Este es, quizás, el público que más y mejor puede aprender de una muestra que, en la actualidad, aún sigue colgando el cartel de 'cerrado por reformas'. Así, al menos, se recoge en la web del museo, donde se advierte de que la exhibición sigue sin estar disponible para concertar visitas guiadas.

Y no lo está pese a que el pasado mes de julio, el director del MuVIM, Rafael Company, mostró a los medios de comunicación la reforma del espacio, que incluyó la reformulación del discurso, la actualización de sus contenidos y la modernización de los aparatos. Es más, el museo se había afanado en modificar sobre todo el inicio y el final de la muestra, mejorar la iluminación, incluir más vídeos y pasar de lo analógico a lo digital.

En ese momento, y a falta de unas pruebas finales, se esperaba que la exposición volviera a ser accesible a finales de ese mes de julio. Pero el tiempo ha pasado, el verano quedó atrás y, traspasada ya la mitad del mes de octubre, 'La aventura del pensamiento' sigue estando clausurada. No se conoce aún cuándo se reabrirá. Los únicos datos que se ofrecen desde el museo es que aún se están realizando pruebas de su funcionamiento.

Lo cierto es que esta no es la primera que la exhibición en la que se basa el discurso expositivo del museo de la calle Quevedo se cierra. En 2015, el espacio también estuvo clausurado. Los anteriores titulares del centro decidieron echar el candado para reformarla. Se convocó un concurso por el que las empresas podían acceder a la reparación. Pero llegó el actual director, Rafael Company, y la abrió unos meses después. Alegó que los anteriores gestores habían decidido cerrarla sin motivo. Aunque luego volvió a clausurarla de nuevo. Fue en julio, cuando podría considerarse la fecha de su tercera apertura, cuando pareció que esa era la definitiva. En ese momento, se creía que la sala volvía a estar accesible. Esa vez, y con una inversión de más de 300.000 euros, lo hacía con los contenidos actualizados, con una mejora de la iluminación, con los audiovisuales digitalizados, con un programa más interactivo y con las piezas estropeadas por el paso del tiempo ya restauradas. Los medios de comunicación fueron testigos del recorrido por una sala que, a través de 15 estancias, navega por las ideas que van desde el teocentrismo de la Edad Media, pasando por el ideal de la razón de la Ilustración, hasta concluir en el desarrollo de la ciencia actual.

La actualización de los contenidos, que se quedaban estancados, por ejemplo, en el atentado de las torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, fue una de las prioridades en la reforma del espacio. Junto con el paso de los medios analógicos al formato digital, formaron el grueso de la modificación de 'La aventura del pensamiento'.

Ahora, más de tres meses después de que la nueva muestra permanente del museo resurgiera de sus cenizas, continúa con el cartel de cerrado por reformas y a la espera de que el público vuelva a disfrutar con su repaso a las ideas y a la Ilustración.

Un nuevo museo

El proyecto del actual director del MuVIM para el museo insiste en la vuelta a los orígenes. En este 2016 se cumplen 15 años de su inauguración, pero el rumbo que ha tomado el espacio se mira en el espejo del pasado y está marcado por volver a destacar lo que, sus impulsores, consideraron que debían ser los tres pilares básicos de un centro de las ideas. Estos eran la exposición permanente; la exhibición de la maqueta de la ciudad de Valencia del padre Tosca; y la musealización y reconversión en exposición permanente de los restos de la torre islámica del edificio.

Los dos últimos ya son una realidad. La pieza del Pare Tosca ve la luz desde hace meses instalada en el 'hall' del MuVIM. Aunque estuvo en exhibición entre 2003 y 2004, tuvo que ser restaurada tras años guardada en un almacén en no muy buenas condiciones.

La muralla, por su parte, también es visitable. Situada en el nivel intermedio del sótano del museo, se compone de unos restos arqueológicos declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Ahora falta que 'La aventura del pensamiento' vuelva a estar en funcionamiento para que el centro sea el nuevo aunque viejo MuVIM.

Temas