Las Provincias

Andreu Alfaro, devoto del jazz

'Jazz-collage', 1994, de Alfaro. ::
'Jazz-collage', 1994, de Alfaro. :: / LP
  • Una exposición reúne una selección de las sorprendentes obras 'melómanas' del escultor valenciano fallecido en 2012

Las obras de Andreu Alfaro (Valencia, 1929- Rocafort, 2012) que expone hasta mañana la Sala de la Muralla del Col.legi Major Rector Peset pueden ser consideradas -quizá por algunos- como 'menores' dentro de la brillante trayectoria del escultor valenciano. No lo son, esa manera de etiquetar el arte es perezosa y anticuada. Son obras gráciles, imaginativas, sorprendentes y ligeras. Tantas cualidades no encajan bien con la categoría de 'menores'. En 'Alfaro i el jazz' se exhiben siete piezas poco conocidas pertenecientes a la colección del propio artista.

Carles Alfaro, hijo de Andreu, afirmó el año pasado en declaraciones a Efe que su padre «tenía devoción por el jazz», y que muchas de las obras, que se expusieron en 2015 en el estudio del artista en Godella, «fueron creadas de manera espontánea» explorando desde la escucha de los clásicos del jazz. Estas se mostraron por primera vez en 1994 -el mismo año de su realización- en la galería Gamarra y Garrigues de Madrid. Alfaro decía que el jazz le transportaba «a los años de la posguerra», cuando desde su casa oía las canciones «de las criadas, como se les llamaba entonces, que se contestaban las unas a las otras cantando desde los patios mientras cocinaban o tendían la ropa». Alfaro declaró haber concebido esta serie esculturas en hierro y latón pulido ('Jazz-collage', 'Billie Holiday', 'Jardín de jazz', '1935'.) y varios dibujos «como un homenaje a la música de los negros, que tanta alegría apasionada me ha proporcionado». A Alfaro le emocionaba sentir que el jazz estaba interpretado por personas que cantan sus penas «para transformarlas en gozo». Muchos otros artistas también fueron 'devotos del jazz', como Man Ray, Mondrian, Matisse, Pollock o Tàpies.

El título completo de la muestra es 'Alfaro i el jazz. Quan la nit es trenca en mil sons'. La frase final se ha tomado de un poema de Marc Granell inspirado en los trabajos melómanos de Alfaro. La muestra, comisariada por Toni Picazo -siempre solvente-, está organizada por la Universitat de València a través del Vicerrectorado de Cultura e Igualdad, con la colaboración de la Fundación SGAE y el Institut Valencià de Cultura. La iniciativa se enmarca en la celebración en Valencia de 'JazzEñe', programa de internacionalización del jazz español que impulsó la SGAE y que se clausuró el pasado 1 de octubre con varios conciertos en el teatro Rialto.