Las Provincias

Fernando del Paso, último premio Cervantes.
Fernando del Paso, último premio Cervantes. / efe

Cultura podrá pagar los Premios Nacionales

  • El Consejo de Ministros acuerda liberar del «cierre contable» las dotaciones de galardones como el Cervantes o el Velázquez

Habrá dinero para los Premios Nacionales de Cultura. El Consejo de Ministros autorizó en su reunión del viernes la necesaria «excepción presupuestaria» que libera los fondos bloqueados por el «cierre contable» que impuso Hacienda en agosto pasado. El Ministerio que comanda Íñigo Méndez de Vigo dispondrá así de la dotación de unos galardones tan relevantes como el Cervantes, el Velázquez o el Luso-Español. Es una serie con una veintena de premios que comenzará la semana próxima con el fallo del Premio Nacional de Ensayo, el martes 25, y de Cómic el jueves 27.

     Atendiendo a las obligaciones que impone Bruselas para cumplir los objetivos de déficit, Hacienda impuso un «cierre contable» que hacia imposible a Cultura disponer a tiempo de las cantidades presupuestadas y no ejecutadas hasta esa fecha. Era necesario el mecanismo para «excepcionar» la 'bolsa' de estos galardones y es lo que ocurrió el viernes, según confirmaron fuentes del ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

     El Gobierno adoptó así el acuerdo que autoriza la orden para el pago de la dotación de los galardones, que oscila entre los 125.000 euros del Cervantes y el Velázquez, los mascarones de proa de los premios institucionales, a los 20.000 de los nacionales. Son en total veintidós premios los pendientes de fallo cuyas dotaciones suma casi un millón de euros. Lo premios de las Letras, el Libro, la Lectura, Bellas Artes, Cine, Artes Escénicas, Música, Patrimonio Histórico, Industrias Culturales o Tauromaquia.

Sin fecha para el más relevante

     Falta por fijar así muchas fechas, entre ellas la del más relevante y con el que culmina la serie, el Premio Cervantes, el Nobel de las letras hispanas que el año pasado recayó en el mexicano Fernando del Paso.

     Todos estos galardones, que se fallan anualmente, fueron convocados en febrero. Los jurados encargados de fallarlos debían reunirse entre octubre y noviembre, pero muchos de recibieron una carta de la Secretaría de Estado de Cultura suspendiendo las citas hasta nueva orden. Con el dinero dispuesto se les citará de nuevo, aunque habrá retrasos. Estaba previsto, por ejemplo, que el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Narrativa se fallara el 18 de octubre.

     El Consejo de Ministros dejó para «más adelante», las ayudas al cine y a las librerías aún pendientes de autorización. Se debe resolver la segunda convocatoria de las ayudas generales al cine, dotada con diez millones de euros, y que, como los premios nacionales, no pudo tramitarse debido al cierre adelantado del ejercicio presupuestario.